Luz Zárate

Salvatierra.- Familiares de personas desaparecidas, miembros de la Comisión Nacional y Estatal de Búsqueda y autoridades de la Fiscalía General del Estado continúan con los trabajos de excavación en el predio donde se localizaron 52 fosas clandestinas en donde hasta ahora suman ya 61 cuerpos en la zona conocida como Rancho Nuevo en Salvatierra.

Al sitio llegó el personal que se hace cargo de las excavaciones, así como miembros de colectivos de búsqueda y familiares de personas desaparecidas que con ansias e ilusión acudieron con la esperanza de encontrar a sus seres queridos.

Leticia es una de las mujeres que sin ser parte de un colectivo de búsqueda se dio cuenta que estan realizando excavaciones y acudió al sitio con la esperanza de encontrar a su hijo de 32 años que desapareció hace dos años.

Ella platicó que desde antes que la Comisión Nacional y Estatal de Búsqueda informaran del hallazgo de estas fosas, ya entre los habitantes de Salvatierra corría el rumor que en este predio habían encontrado restos humanos.

Durante el trascurso de esta mañana han ingresdo camionetas del Servicio Médico Forense en los que se están trasladando los restos encontrados para realizarles los análisis correspondientes y conocer su identidad.

El sitio es un terreno cerril y muy amplio, rodeado por un lado de casas, el rastro municipal, instalaciones de una turbina de energía eléctrica propiedad de una empresa privada y del lado opuesto se encuentra el Río Lerma.

Y aunque está en las orilla de Salvatierra está muy cerca de la zona habitacional, en coche el sitió está a máximo 10 minutos del centro.

Los vecinos comentaron que por la noche escuchaban balazos en esa zona, pero nadie se atrevea ir a ese sitio por miedo “aquí hay ojos y oídos por donde quiera, por eso uno no habla, pero yo me pregunto esas personas (quienes delinquen) serán intocables o porqué no les hacen nada”, dijo una mujer.

Hasta el momento continúan los trabajos de rescate de los cuerpos y será hasta dentro de unas horas que los familiares de personas desaparecidas salgan de la zona.

Allí en Rancho Nuevo pasan “cosas raras”

Es un secreto a voces que en Rancho Nuevo y en el Barrio de San Juan en el municipio de Salvatierra pasan ‘cosas raras’, en donde según los vecinos, ya es común escuchar los estruendos de balazos durante las noches.

Vecinos de la calle Morelos, aledaña al terreno donde se encontraron 52 fosas clandestinas y hasta este jueves 61 cuerpos, platicaron que el barrio de San Juan es ‘de los pesados’, lo que no se explican es porqué nadie hace nada al respecto.

El predio donde se encontraron los cuerpos enterrados se conoce como Rancho Nuevo se ubica entre el cauce del Río Lerma y la calle Morelos, cerca del rastro municipal y pegado al Barrio de San Juan.

Por un lado, el predio se ve como una zona cerril pues está rodeado de matorrales, vegetación, sabinos centenarios y cerca está el río y el Parque Turístico El Sabinal y por el otro extremo está la zona habitacional del Barrio de San Juan, donde hay familias que ya se acostumbraron a la peligrosidad de la zona.

Y aunque todos saben que en este barrio y en el predio conocido como Rancho Nuevo se juntan jóvenes que se dedican a actividades delictivas, los vecinos no se imaginaron que cerca de sus casas había un cementerio clandestino. Cuentan que escuchaban balazos pero jamás se imaginaron que había tantos cuerpos enterrados.

Aquí es común escuchar balazos, en las noches se escuchan camionetas que pasan y luego los balazos, durante el día los muchachos se juntan allá atrás en el campo, todos sabemos pero nadie hace nada, esto es un secreto a voces, aquí hay muchos pero muchos delincuentes, pero no podemos decir nada por miedo, por temor a que nos hagan algo, es increíble que nadie haga nada”, dijo una vecina de la zona.

Incluso ha habido momentos que se alcanza a percibir un olor fétido o ruidos extraños, pero lo atribuían al rastro de animales que está a espaldas del predio o a la fábrica de pollos de Bachoco que también está en las inmediaciones del lugar.

Fue hace unas semanas que se comenzó a correr eel rumor de que habían encontrado restos humanos en ese terreno. Los vecinos cuentan que ellos viven con temor, sin embargo tienen que seguir con sus actividades cotidianas, pues la vida no puede parar, sin embargo reconocen que están sorprendidos de que muy cerca de sus viviendas enterraran personas, cuya cifra ya ascendió este jueves a 61.

DM

Lee más: