Enrique Pérez

San José Iturbide.- Sábanas, despensa, ropa, calzado es lo que necesitamos que el gobierno estatal nos apoye, porque el municipal no se ha parado para ver los daños que sufrimos, mencionaron habitantes afectados ante el desbordamiento de una presa en la comunidad La Torna, inundando distintos domicilios, e incluso arrastrando diversos vehículos por más de 500 metros.

Juan Antonio Arellano González mencionó a Correo que, derivado del desbordamiento el nivel del agua, llegó a subir hasta un metro de altura en su domicilio, por lo que con la ayuda de sus hermanos fue posible sacar a sus hijos, quienes se encontraban arriba de una barra de concreto en la cocina.

Resaltó que derivado, de la inundación, lo mucho o poco que tenia se le echó a perder, siendo una pérdida total. Sin embargo, le han apoyado con colchones ropa y calzado, apoyo brindado por el dueño de la presa que el domingo pasado reventó.

Añadió que incluso su vehículo un chevy en color blanco, que se encontraba estacionado fuera de su domicilio, lo arrastró la corriente y se lo llevo, como también la camioneta de una vecina. Los vehículos quedaron ‘atorados’ metros debajo de la comunidad.

Destacó que, hasta el momento, ninguna autoridad municipal ha acudido a su comunidad para verificar la situación en la que se encuentran, por lo que pide al gobierno estatal apoyo para que se efectué una revisión de los bordos en las inmediaciones pues existe el riesgo de que también ‘revienten’ al estar a su máxima capacidad.

“Uno pueda dormir a gusto porque existe el miedo de pensar a qué hora se pueden reventar”, resaltó.

Por su parte, la señora Ma. Luisa Pérez mencionó que al momento del desbordamiento no sentido miedo, pero si tristeza por su comunidad, por lo niños que andaban en el rio y por sus vecinos que se quedaron sin nada al inundarse sus domicilios.

“Muchas personas sufrieron daños de sus carros, de sus casas, una persona quedó atrapada en su casa con sus niños, les llegaba el agua arriba de la cintura, su casa estaba inundada, un muchacho abrió para poderlos sacar. Otros vecinos se quedaron sin camas, sin cobijas, sin nada, fueron daños feos y las autoridades nunca han respondido como debe de ser”, resaltó

Añadió que, derivado de lo anterior, solicita al gobierno estatal u otros gobiernos apoyo, puesto que el gobierno municipal no ha efectuada nada al respecto.

La tragedia

El pasado 17 de septiembre el río que cruza la comunidad de La Venta se desbordó, lo que ocasionó severas inundaciones en distintas calles ante el aumento en el nivel de agua pluvial, el cual, llego a marcar en distintos domicilios una altura de hasta 40 centímetros.

Todo fue a causa de las fuertes precipitaciones que se registraron, lo que alarmó a los habitantes de dicha comunidad, al verse incomunicados durante aproximadamente dos horas, pues ante el nivel de agua solo algunos vehículos transitaban en la avenida principal.

Del mismo modo, otras comunidades como Las Adjuntas y en la colonia La Huerta se registraron inundaciones y deslaves, en esta última la causa fue la ruptura del ducto pluvial, por lo que distintos habitantes han solicitado el apoyo de elementos de Protección Civil para verificar los daños.

El caos fue tal que tres vehículos, con sus ocupantes dentro, fueron arrastrados cerca de 500 metros; las personas sobrevivieron.

Los pasajeros salieron por las ventanillas sin que presentaran mayores lesiones. Paramédicos de Cruz Roja y bomberos los atendieron solamente por crisis nerviosa.