Conecta con nosotros

Israel López Chiñas

Rosa de los vientos

El dilema: “Ciudad de los Niños Salamanca”

Periodico Correo

Publicado

En

El dilema: “Ciudad de los Niños Salamanca”

“Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia”.

Las tareas dadas por Derechos Humanos al gobernador Sinhue Rodríguez, propiamente son de párvulo, pero adquieren sentido por 2 razones: el uso de recursos públicos y para evitar que continúen esos albergues. La CNDH pidió cancelar el registro de la Ciudad de los Niños del padrón estatal de Organizaciones de la Sociedad Civil para que sus albergues no sigan acogiendo a menores de edad y personas con discapacidad o adicción. La idea es preventiva, porque uno de los pendientes en la causa es que no se juzgó al administrador de la AC sobre el uso de los recursos del erario que les fueron suministrados, se alimentaba también desde los municipios.

Se concibió en los diversos órdenes del poder público que la causa de la Ciudad de los Niños Salamanca A.C., era cosa juzgada y que fue  dirigida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH); sin embargo, al cierre del mes de mayo pasado la instancia autónoma que dirige Rosario Piedra Ibarra, emitió una recomendación al gobierno del estado de Guanajuato por omisión en casos de graves violaciones de “garantías fundamentales” ocurridas en los albergues operados por la asociación civil. Sobrevinieron, así, los comentarios del gremio albiazul de que la recomendación carece de dientes, incluida pretensión del acusado sacerdote y padre adoptivo, Pedro Gutiérrez Frías, por recuperar el albergue con abogado e hijos.

A días de que se consuma el primer mes del encargo, el mandatario estatal Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se ha concretado en ofrecer  disculpa pública por omisión estatal en los casos de violación de derechos humanos y aceptar la responsabilidad en la que se incurrió, ante las denuncias sobre lo hecho contra niñas, niños, adolescentes y personas con discapacidad intelectual en ‘La Ciudad de los Niños Salamanca’, (cinco albergues en el estado). Al momento reinan los discursos de buena voluntad y, como método, llevan el tema con baja intensidad. Es posible que el partido en el poder del estado no quiera mayor difusión, debido a las elecciones en puerta.

Se extrañó que esta cuestión, que generó un gran impacto, no recibiera la respuesta con acciones contundentes en lo inmediato, porque se conocía desde hace más de tres años y ya desfiló por los tribunales, estatal y federal.

Es especial, porque el gobernador Sinhue Rodríguez era secretario de Desarrollo Social y Humano (febrero-2015 al 31 julio- 2017) durante el   sexenio de su cofrade Miguel Márquez Márquez. Se esperaba que la aceptación y muestra de que se actuará conforme a derecho, vendría  del gobernador pero el militante albiazul usó al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, para el encargo que ejecutó a la sordina y con pinzas, casi sin ruido, cuando debió de levantar la voz, sabiendo de la responsabilidad que había adquirido.

La CNDH también formuló recomendaciones a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, en la que le demandó “iniciar las carpetas de investigación por los hechos delictivos cometidos” y responsabilidad de los servidores públicos que toleraron el funcionamiento de estos albergues. Al fiscal, Carlos Zamarripa, quien era Procurador General en el proceso del que fue liberado el padre, Pedro Gutiérrez Farías le señaló que hubo “dilación e irregular integración de las averiguaciones previas y de las carpetas de investigación relacionadas con los hechos delictivos cometidos en diversos albergues”. El Fiscal, también aceptó la recomendación, se confesó luego de Diego Sinhue -la mano y la tras-. La FGE será en esta causa “juez y parte”.

La instancia que obtuvo la medalla por violentar los derechos de los menores de edad, fue el Registro Civil de Guanajuato, que de acuerdo a la CNDH cometió muchas inconsistencias advertidas en las actas de  nacimiento de 169 niñas y niños que fueron registrados como hijas o hijos biológicos de Gutiérrez Farías. Se le pidió a la instancia registrar y ésta lo hizo sin, siquiera, llevar a cabo los trámites de adopción.

Las tareas dadas por Derechos Humanos al gobernador Sinhue Rodríguez, propiamente son de párvulo, pero adquieren sentido por 2 razones: el uso de recursos públicos y para evitar que continúen esos albergues. La CNDH pidió cancelar el registro de la Ciudad de los Niños del padrón estatal de Organizaciones de la Sociedad Civil para que sus albergues no sigan acogiendo a menores de edad y personas con discapacidad o adicción. La idea es preventiva, porque uno de los pendientes en la causa es que no se juzgó al administrador de la AC sobre el uso de los recursos del erario que les fueron suministrados, se alimentaba también desde los municipios.

Nombres, omisiones y sanciones.

A nadie conviene que en la causa de 324 personas que vivieron en condiciones indignas, y que las 10 personas adultas con discapacidad intelectual maltratadas, y violencia sexual contra de 9 adolescentes y 4 mayores de edad, no se les haga justicia ni se castigue a quienes debieron atender sus casos conforme a derecho. Tampoco la sociedad guanajuatense puede suscribir con ojos vendados cuestiones de esta naturaleza, porque los gobiernos que se enteraron y no los atendieron, prefirieron el silencio cómplice o la complicidad con omisiones.

El gobernador Rodríguez Vallejo deberá iniciar su actividad al respecto con Comisión Especial Autónoma del gobierno para que se conozca y se opine sobre las violaciones de derechos humanos en las casas de la famosa “Ciudad de los Niños Salamanca A. C.”, que administraba seis albergues, cinco en el territorio guanajuatense.

Existe una relación amplia de asociaciones civiles del estado que incluso reciben dinero público y saben de la situación de los menores de edad, y otras de las personas con discapacidad intelectual.

La administración estatal debe conocer del ex secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, sobre el registro de los nombres como si fueran hijos biológicos del sacerdote Pedro Gutiérrez. También, podrían consultar al director general del DIF estatal, Alfonso Borja Pimentel, quien sabe de la entrega de recursos públicos a la Ciudad de los Niños y el uso y trato que daban a menores y discapacitados, resultado de las supervisiones supuestamente hacían a los albergues.

Es necesario que el abogado Rodríguez Vallejo tenga a la mano la “Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Guanajuato” a fin de determinar la estrategia para cumplir obligaciones, antes de que los tiempos electorales lo alcancen; esta dolencia social que desde la primera denuncia anónima que se hizo hace casi cuatro años debió atenderse de manera pronta y expedita.

No se puede soslayar que habrá sanciones, incluso inhabilitaciones, para funcionarios omisos o que cumplieron órdenes yendo contra la Norma; además deberán de publicitar los nombres.

Se puede asegurar que el gobernador tiene de donde agarrase, con el fin de entregar cuentas claras a la ciudadanía; y a la CNDH, resultados  concretos indicados en las recomendaciones de acuerdo a las Leyes, y para hacerle “honor a la palabra empeñada”.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Israel López Chiñas

Los jóvenes; faltan los rehabilitados de los anexos

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Los jóvenes; faltan los rehabilitados de los anexos

Si hubiese atravesado el océano a nado y mirado allí el infinito, habrías visto amontonarse ola sobre ola (…) habrías visto en el verde y tranquilo mar, pasar los delfines; habrías visto nubes, sol, luna y estrellas, pero nada verás en la lejanía eternamente vacía; no oirás tu propios pasos. Ni hallarás nada firme en qué descansar”. Goethe

Ninguna de las tres administraciones saldrá con las “manos limpias” ni sus rostros lavados por las instancias de derechos humanos frente a los ataques masivos y, de manera especial, la causa de los jovencitos que buscaban la segunda oportunidad de su vida, porque se les “indujo” al consumo de estupefacientes –la disponibilidad de la droga no es ni será producto de la causalidad-; tratan de rehabilitarse sin entender los tipos de terapias. Ellos, lo que solamente pidieron fue auxilio a los gobiernos para seguir su tratamiento, pero no se los dieron y cayeron en manos nuevamente del crimen organizado para callarlos e impedir su curación.

“Mal haya la hora…”, llega después de los hechos a fin de organizar los grados de conciencia respecto de lo sucedido y lo que no debió suceder si se actuara de otra manera. La masacre de 27 jóvenes en el Anexo de la comunidad de Arandas en Irapuato, además de justicia, merece una respuesta radical de los residentes de tres palacios de Gobierno: del  Nacional, Paseo de la Presa, y de la Fresera.

El fenómeno social se volvió grave problema guanajuatense: menores de edad y jóvenes dedicados a la ingesta de fármacos, cosificados como “adictos”, que las instancias dedicadas a su atención no tienen en donde procurarlos, incluso en el orden de salud pública, pues no aparecen en sus mapas de incidencias cual contagiados con el COVID- 19, pero que emergen de todos partes, colonias y comunidades. Se les ve vendiendo galletas, chocolates o realizando actividades propias de sus terapias, diferentes, a las “conocidas” o las “tradicionales”.

No hay un número preciso de los anexos, ilegales o no, establecidos en la entidad que comparten el contexto con Centros de Integración Juvenil u otros Centro de Rehabilitación oficiales o legales. Sus representantes en la fresera, aseguraron que tienen 265 lugares y al momento atienden a más de 5 mil entre jóvenes, menores de edad, que presentan diversos grados de adicción, e insisten, requieren atención diferenciada. Pero, todos los Anexos necesitan seguridad pues los narcomenudistas y sus jefes no quieren perder consumidores, mientras inducen a más chavos.

Ninguna de las tres administraciones saldrá con las “manos limpias” ni sus rostros lavados por las instancias de derechos humanos frente a los ataques masivos y, de manera especial, la causa de los jovencitos que buscaban la segunda oportunidad de su vida, porque se les “indujo” al consumo de estupefacientes –la disponibilidad de la droga no es ni será producto de la causalidad-; tratan de rehabilitarse sin entender los tipos de terapias. Ellos, lo que solamente pidieron fue auxilio a los gobiernos para seguir su tratamiento, pero no se los dieron y cayeron en manos nuevamente del crimen organizado para callarlos e impedir su curación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, gobernador Diego Sinhue Rodríguez y el presidente municipal Ricardo Ortiz Gutiérrez, no podrán andar ni gobernar tranquilamente porque no han calculado cuáles serán sus secuelas sociales. Los jóvenes y niños no aparecen en sus radares frente a la discriminación que serpentea en sus gobiernos y devora sin digerir a aquellos que no buscan conocer ni atender y deben estar en los DIF y asociaciones civiles como Ciudad de los Niños de Salamanca que también le explotó a los gobiernos ante los abusos hasta sexuales de menores de edad y deficientes intelectuales; indeseables del poder.

Si quieren realizar “cambios de fondo” para atender la inseguridad, desde la base, tienen el “parteaguas”, un fenómeno social descarnado.

A los adictos no se les puede atender legalizando Anexos, esa salida es la justificación producto de la respuesta inmediata, compensatoria de los gobernantes que se sienten acorralados; y, antes que hacer justicia, primero se justifican para posteriormente seguir en la línea de las fallas y las omisiones, generando más problemas sociales.

En el sentido de la transversalidad, por la prevención del delito, atención a la salud y procuración de justicia, Alvar Cabeza de Vaca Appendini; Daniel Díaz Martínez y Carlos Zamarripa Aguirre, nadie de ellos puede asegurar que no conoció el tema de los rehabilitados de los Anexos. Y sobre el caso último, como le dijera el diputado José Huerta Aboytes en la mesa de diálogo de los diputados con el fiscal el viernes, la impunidad es el sino que le vienen reclamando desde hace años la sociedad.

Con la multiplicación de grupos delincuenciales en el estado sobrevino el narcomenudeo, a la par incrementaron los consumidores y adictos. En ese tránsito, la clase política fue tentada para aceptar las propuestas de quienes de manera masiva distribuían y vendían drogas, además de ofertar la paz social momentánea; sin embargo, crecieron las ganancias y emergieron fuertemente los competidores, y con ello la violencia descarnada; un mundo nuevo y sus consecuencias que todas las autoridades no pueden encarar, atemperar, ni mucho menos terminar.

Las respuestas al problema de los consumidores no serán las justificaciones de los políticos ni las salidas airosas para impactar en los medios como los métodos adquiridos o comprados en otras regiones o  allende la frontera, se “demanda” voluntad política. Se esperan los comentarios de la masacre de Arandas del primero de julio pasado, el drama, y de la actuación de las autoridades.

El procurador de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, José Raúl Montero de Alba, que permanece a la distancia similar del caso la Casa de los Niños de Salamanca, es probable que conozca la cuestión de los adolescentes y jóvenes que se atienden en los Anexos como su esfuerzo social, familiar y personal. Deberá pronunciarse porque esos buscadores de una vida menos azarosa, libre de drogas, vienen siendo atacados desde hace meses; asesinados, secuestrados, maltratados y hasta obligados a servir a los criminales (mucho ojo, Cabeza de Vaca). Han solicitado seguridad para sus centros. Pero no se la suministran; por el contrario, los representantes de Anexos han sido vilipendiados, recibiendo la especie de amenaza: están trabajando en la ilegalidad. De hecho la respuesta es la “negación” de las autoridades que deberán de ser investigadas.

Al calce. Sólo por mero interés general. ¿Qué viene o venía haciendo el titular de Guanajoven, Jorge Romero, sobre la situación de ese sector de la población sobre todo los que viven en condiciones especiales? No se puede soslayar, el director, encabeza un instituto y por consiguiente, debió de haber promovido un sinfín de estudios al respecto porque esa parte de la juventud, incrementó mucho.

Antes de que esa instancia se junte a otra, deberá de rendir cuentas o al menos, Romero, debiera de emitir un comentario sobre la masacre de sus paisanos de la comunidad de Arandas.

Punto y aparte. Este sábado se anunció la muerte de Roberto Suárez Nieto, secretario de Gobierno de Carlos Medina Plascencia en la concertacesión, priista entintado en azul, cuando el PAN tomó el poder en Guanajuato, hace casi 30 años.

Continuar Leyendo

Israel López Chiñas

Urgen buenas acciones que releven las simulaciones

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Urgen buenas acciones que releven las simulaciones

“Una estrategia es el proceso seleccionado a través del cual se prevé alcanzar un cierto estado futuro”.

Los sucesos de los últimos días, desde la aprehensión de integrantes del cartel Santa Rosa de Lima, incluida María ‘N’, la madre de su líder José Antonio Yépez Ortiz ‘El Marro’ y el atentado contra el Secretario de Seguridad de la Ciudad de México (CDMX), Omar García Harfuch, desvela la desatención de las autoridades en las actividades de los grupos criminales -no hay marcaje personal- de parte de las unidades “especiales e inteligencia” de las corporaciones policíacas en las dos entidades, sobre todo, una actuación indolente de la Federación que quiere verse como el policía bueno, mientras la criminalidad supera la participación de sus fuerzas.

El concepto deriva de la disciplina militar, en particular la aplicada en momentos de contiendas; así, en este contexto la estrategia dará cuenta de una serie de procedimientos que tendrán como finalidad derrotar a un enemigo.

Está bastante claro que las estrategias para atemperar y resolver los graves problemas en los diversos órdenes de gobierno se determinan con base a condiciones políticas, incluso partidarias, de quienes tienen el poder; ejemplos, los planes contra la inseguridad y la pandemia. A pesar del uso de la ciencia y la tecnología, y sobre todo la experiencia en cada ramo, los estudios se usan para modelar escenarios, pero que no se atienden con base a los proyectos indicados sino con programas  previstos para aplicarse en cualquier momento sin importar los temas.

La obsesión por la proyección de “Primero los pobres” y “Guanajuato, la grandeza de México”, son slogans que resumen ideas básicas para los impactos mediáticos; sin embargo, adolecen de sustancia y su quid -método para pasar de la materia prima al producto elaborado-, al grado que las palabras inseguridad y seguridad pública, las autoridades las han vaciado y vuelto a llenar con conveniencias, al grado que Gobierno del Estado considera que su secretario, Alvar Cabeza de Vaca, debe seguir al frente de la Secretaría de Seguridad Pública porque ha ganado premios CALEA y ofrece en segundo lugar nacional en confianza de la policía estatal, que no son sus fines. Como “estratega” viene perdiendo batallas contra el crimen organizado y desorganizado desde hace años.

Por lo que corresponde al gobierno federal, sería conveniente para el pueblo de México que los conocedores –duchos- del derecho revelen a la administración que debe proporcionar seguridad desde la toma de posesión y no después de algunos años, mientras el crimen organizado se disputa el territorio nacional imponiendo reglas y amenazando a las autoridades con una colección de fotografías en las manos, para causar mayor impacto, temores en los personajes y entre la sociedad, y la revelación de su táctica primaria: tener lugar en el orden nacional.

Si en la Federación, amén de eliminar el Estado Mayor Presidencial, fue prioritario simular que la Policía Federal se rebautizaba, al integrarla en un cuerpo militar como la Guardia Nacional (GN), no resultó estratégico, pues lo conseguido no muestra capacidades para operar con precisión con las policías estatales y municipales a fin de lograr ese vínculo que demanda la Norma a los tres órdenes de gobierno con la finalidad de proporcionar seguridad y encarar la inseguridad con posibilidad de éxito.

En el territorio guanajuatense, el mandatario Diego Sinhue Rodríguez va en sentido contrario porque “heredó” para la seguridad pública y la procuración de justicia, la infraestructura con todo y sus cuestionados titulares, Alvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa, respectivamente.

La reproducción durante dos sexenios del manejo del personal, uso de recursos, incluida la capacitación de personal en las instancias, sigue.

En consecuencia, las permanencias del secretario y procurador ahora Fiscal General, trascienden las estadísticas de una gran cantidad de actos violentos e impunidad alarmante por conveniencias partidarias y de los liderazgos en turno, a fin de mantener sus juegos de intereses.

Despliegue y los efectos inicuos

Los sucesos de los últimos días, desde la aprehensión de integrantes del cartel Santa Rosa de Lima, incluida María “N”, la madre de su líder José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” y el atentado contra el Secretario de Seguridad de la Ciudad de México (CDMX), Omar García Harfuch, desvela la desatención de las autoridades en las actividades de los grupos criminales -no hay marcaje personal- de parte de las unidades “especiales e inteligencia” de las corporaciones policíacas en las dos entidades, sobre todo, una actuación indolente de la Federación que quiere verse como el policía bueno, mientras la criminalidad supera la participación de sus fuerzas.

Aunque los despliegues de personal en los dos teatros de operaciones, presentan rasgos diferentes, la delincuencia trata de imponerse a las fuerzas de seguridad pública con el fin de conquistar el territorio. En la CDMX, corazón de la República, se escenifica un asalto contra el orden, la actuación de la administración pública federal que ha negociado -de alguna manera- con un cartel del norte dejando en libertad al detenido. Ese trato lo quieren los otros, que se muestran para lograr la atención.

En el estado, las detenciones de la madre, una hermana y una prima de “El Marro”, incendió materialmente el estado, puesto que los actos de violencia se diseminaron por 14 municipios de forma escandalosa, lo que generó temores entre los pobladores de la Región Laja-Bajío con alto en algunas ciudades del Corredor Industrial del Bajío, en especial Celaya. Indistinto de la carencia del plan, aunque fuera ranchero, para frenar la reacción de la base social de la organización criminal, no se observaron despliegues organizados, sino actos aislados para detener la pira de automóviles incendiados y autores.

Por cierto, en los dos casos se impuso el gran factor sorpresa, en la CDMX, la emboscada ejecutada por el CJNG en contra de García Harfuch, de acuerdo a la Federación, tenía un plan concebido, equipo de trabajo para su ejecución, y si bien es cierto que el momento lo determinó el funcionario, la sorpresa impuso sus reales, aunque las reacciones de las fuerzas involucradas lograron salvarle la vida.

En el caso guanajuatense, la sorpresa aterrizó con la reacción del Cartel de Santa Rosa de Lima, luego del operativo conjunto de la autoridad, que al carecer de un plan contra las bases sociales que le agregaron fuerzas al CSRL, en caminos, avenidas y carreteras, y con las capturas de vehículos que fueron quemando.

Topografía

Altimetría. Primero la salud de la gente

Contra corriente, Luis Alberto Villarreal García, alcalde de San Miguel de Allende, ha optado primero por atajar los contagios a través de medidas firmes de control sanitario en espacios sociales y luego, avanzar paso a paso en la reactivación económica.

Este fin de semana se ha ratificado que no habrá apertura de hoteles, porque no hay condiciones para recibir visitantes en la ciudad patrimonio de la humanidad. Se circuló en redes que abrirían el 1 de julio, pero el edil hizo la aclaración: no hay fecha; acordó con hoteleros y Secretaría de Salud que primero habrá protocolos especiales, luego deberán de certificarse municipal y estatalmente, sólo así abrirán.

San Miguel no arriesgará su prestigio como lugar sano, reza la prédica en el momento.

Continuar Leyendo

Israel López Chiñas

Epidemia que se nutre desde los palacios de gobierno

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Epidemia que se nutre desde los palacios de gobierno

“La infodemia, nos hemos dado cuenta de que puede ser un obstáculo para una buena respuesta y minar la efectividad de las medidas. Se trata de una falta de información que está desembocando en una alerta generalizada a través de los ciudadanos”. (Sylvie Briand, directora del departamento de Preparación Mundial para los riesgos de infección de la OMS).

Ninguno de los órdenes de gobierno aprovechó la necesidad social de información sobre la enfermedad. Las elucidaciones de la realidad y la obsesionante propaganda política, no se limitan a la enfermedad ya que  “trastoca otras áreas” sin descartar el comportamiento de las personas, lo mismo ofrece interpretaciones sobre medicina como de los modelos que se utilizan para la medición e interpretación de referentes estimados previamente. Nada queda al azar pues resultan ser parte del fenómeno; en la tesitura se debe de analizar hasta el BOA (Bloque Opositor Amplio) contra AMLO que él desveló a la nación.

La Pandemia provocada por el nuevo virus apareado al SARS-CoV-2, la Infodemia que “condiciona a la gente” para que no pueda distinguir o discriminar de una colección de datos lo falso de lo verdadero, que circula a una velocidad mayor que la información esencial que requiere la sociedad para responder a la dinámica de la enfermedad y a los totales de contagiados, pacientes y decesos, más medidas sanitarias oficiales, representa al momento un gran obstáculo. Curioso, los que debieran sortear la infodemia la fomentan, los tres órdenes de gobierno.

Los especialistas en este asunto todavía no consiguen vislumbrar la magnitud de sus consecuencias, se entiende que desinforma y podría cambiar el sentido de la realidad en la crisis, provocando respuestas diversas desde la sobredimensión del problema hasta los temores por los efectos masivos de la enfermedad, los riesgos y los niveles fatales.

La infodemia no es exactamente lo falso porque podría germinar sobre un principio de verdad; además, no se tiene la percepción de sus efectos ni durante ni después de la epidemia porque la enfermedad produce un impacto bárbaro e irracional en la comunidad, afectando las relaciones sociales debido a su arribo inesperado.

  Ninguno de los órdenes de gobierno aprovechó la necesidad social de información sobre la enfermedad. Las elucidaciones de la realidad y la obsesionante propaganda política, no se limitan a la enfermedad ya que  “trastoca otras áreas” sin descartar el comportamiento de las personas, lo mismo ofrece interpretaciones sobre medicina como de los modelos que se utilizan para la medición e interpretación de referentes estimados previamente. Nada queda al azar pues resultan ser parte del fenómeno; en la tesitura se debe de analizar hasta el BOA (Bloque Opositor Amplio) contra AMLO que él desveló a la nación.

No pueden quedar fuera de estudio ni de la óptica de los analistas los discursos de los gobernadores, ni los proyectos de trabajo como el Plan de Acción Guanajuato, de Diego Sinhue Rodríguez, que se “valió de la ocasión” para ajustar su idea del desarrollo económico estatal a montar sobre “las ruinas que deje el Covid-19”, relegando el trance de salud, desde la lucha del personal médico y enfermería, hasta la falta de la promoción intensa para darle jerarquía al problema de salud y ofrecer a la población información que la inclinara a quedarse en casa. El estado se colocó en el penúltimo lugar en atender ese llamado de la autoridad.

El panorama más inmediato cedido por gobernantes, federal y estatal, va desde quienes piden recursos para la contingencia, pues “financian” la Pandemia, hasta quienes se preocupan por fomentar los escándalos con temas colaterales; pasando por quienes aprovechan ese escenario para inscribir aspectos que llevan a la coerción al ridículo, con santos, medallas y los escudos ideológicos y ocurrencias. Sin embargo, el tema de preocupación, las medidas sanitarias, no surgen porque sobresalen otras cuestiones para tratar de obnubilar el alza de los contagios.

Se desatiende el problema básico para relevar los conflictos políticos y electorales. La infodemia es alimentada desde el poder con la intención de enredar las pitas, mientras fluyen los mensajes por los programas que pudieran esperar mejores momentos. En la entidad, el alza infame de asesinatos se encarga de ponerle una especie de manto al problema sanitario y sus consecuencias. Y por eso se integra al amontonamiento.

El ex secretario de Salud, Julio Frenk, demandó un golpe de timón en la comunicación del gobierno de López Obrador porque la impresión que se tiene es que ha subordinado las cifras y por lo tanto, envía mensajes confusos, inconsistentes y poco creíbles. A la epidemia, dijo, no se le ha “domado” y pasará un largo tiempo para que aminore, debido a que no será de un solo golpe.

 El uso de herramientas “técnicas y científicas” para mostrar el mundo del Covid-19, muy joven pero de viejas mañas y alta letalidad, sin posibilidad de frenarla en el orden preventivo y sin los medicamentos precisos para aplicar a los enfermos, produjo la gran demanda de conocimientos de rasgos básicos, en los medios de comunicación y las redes sociales. Los guanajuatenses se ubicaron con mayor interés de informarse vía el internet. Doce de las 20 ciudades en México que más buscaron datos sobre el virus en Google fueron de Guanajuato, como Dolores Hidalgo, Moroleón, Cortazar, Valle de Santiago, Silao, etc.

Mientras la sociedad conocía las condiciones en que se reproducía la enfermedad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “cosificó” como Pandemia por el alcance orbital, las autoridades buscaban la mejor forma de incrustarse en la fenomenología para su salvación más allá de la atención sanitaria de los representados. Así, conocimos la serie de “frases eslogan” como “Quédate en Casa” acompañado de los planes y programas, La Jornada Nacional de Sana Distancia, la Nueva Normalidad, hasta topar con los famosos semáforos para controlar la circulación de personas que salen del confinamiento, de tres colores el federal y de cuatro de los estados, Guanajuato es uno de ellos.

Para el estratega del plan de atención de la Pandemia de la Federación, subsecretario de prevención, Hugo López-Gatell Ramírez, el silogismo (Infodemia), “tiene implicaciones profundas pues sus representaciones más recalcitrantes, como la discriminación, se basan en la combinación de ignorancia y miedo por parte de la población”. Por la desinformación y paranoia, el funcionario, pidió prudencia por parte de la sociedad ante las noticias que recibe de las plataformas digitales y las redes sociales.

Vino el interés del residente de Palacio Nacional en poder de la República para imponer no sólo la agenda política en las mañaneras, también la cultura del coronavirus con interpretación silvestre de una información de la realidad y modelada por la Secretaría de Salud sobre la enfermedad con efectos en lo económico, seguridad y el conflicto entre Federación y estados que afectó la unidad nacional. El presidente Andrés Manuel López Obrador, indicó que el escenario del Covid-19, le vino cual “anillo al dedo”, asido como uso del dolor humano, escudo, para proteger la acción gubernamental. Y así, nutren la Infodemia.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario