Rompen barreras para hacer música

El profesor Rubén Cruz da talleres de música para casi cualquier instrumento. Foto: Enrique Pérez

Publicidad

La OMDE del Centro A.C da talleres artísticos para discapacitados; pese a las dificultades que se les han presentado, el talento los lleva a adelante

Enrique Pérez

San José Iturbide.- El profesor Rubén Cruz Guerreo, quien ostenta estudios de posgrado, y dos licenciaturas, es el encargado de brindar cursos de música a personas con discapacidad, a pesar de él mismo tener discapacidad visual total.

Estos cursos son parte de los talleres que se imparten en las instalaciones de la Organización de Mexicanos con Discapacidades Especiales del Centro A.C., ubicadas en calle Otoño de la cabecera municipal de San José Iturbide.

La institución se dedica a brindar capacitación laboral a las personas con discapacidad a partir de los 16 años, hasta adultos, otorgándoles conocimientos para que se puedan incorporar a la vida productiva y tener un mejor nivel de vida.

Debido a lo anterior, el profesor Cruz resaltó que se brindan los talleres de computación, manualidades y música, ésta última la que le ha dado grandes satisfacciones.

Confesó que enseñar música a personas con discapacidad le es mucho más sencillo que hacerlo a personas comunes y normales, pues al aprender uno o dos instrumentos, pueden ejecutar esta habilidad como un trabajo extra.

“Es otra entrada de dinero, dedicándose a trabajar en la música, pudiendo tocar en bodas, XV años, fiestas, puesto que el taller de música es para todos, para los que están en sillas de ruedas, sordos, ciegos, con síndrome de Down, déficit intelectual, y débiles visuales”, resaltó.

Explicó que incuso tiene un alumno que con discapacidad auditiva, quien siente la música con todo su cuerpo, cada vibración del toque de la batería, teclado, bajo, e incluso toca instrumentos de percusión.

“He enseñado a personas con discapacidad, y personas normales, y no es difícil, puesto que lo que me ayuda en las personas con discapacidad es que tienen desarrollado otro sentido, puedo ejecutar algo en el teclado, y ellos al escucharlo, lo hacen. En cambio con las personas normales se van, porque lo que quieren es memorizar donde se tocó primero, y donde después, pero las personas con discapacidad se guían por sonidos, es diferente, porque no es lo mismo ver que escuchar”, añadió.

Indicó que las personas con discapacidad memorizan distinto, y por ello es mucho más fácil que aprendan música que una persona sin afectaciones físicas o mentales.

Beatriz Olvera Hernández, baterista y guitarrista, tiene una Licenciatura en Diseño Gráfico, y desde hace ocho años presenta una discapacidad visual total, argumento que anteriormente nunca había tocado un instrumento, sin embargo, a partir que dejo de ver, inicio con la música, y de alguna forma es orgullo personal, al sentirse hábil para realizar otra actividad.

“A lo mejor no veo, pero tengo la habilidad para poder tocar, es como una emoción y sentirse liberada, y demostrar de alguna u otra forma que al tener una discapacidad, se puede volver a empezar”, resalto.

Sin apoyos del gobierno

Imelda Lugo Olvera, guitarrista quien presenta debilidad visual, explicó que no reciben ningún tipo de apoyo por parte de los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal; además detalló que la Asociación fue víctima de un robo en mayo pasado, en que les extrajeron todos sus instrumentos musicales.

“En cuanto al nivel Federal, no se ha tenido ningún apoyo para el grupo musical, o la Asociación”.

El Municipio tampoco ha otorgado apoyos para el crecimiento o sustento de la Organización, y el único apoyo que recibieron fue por parte del gobierno estatal. Con ese recurso adquirieron los instrumentos musicales.

Víctimas de robo

Fue en el pasado mes de mayo, cuando sujetos sin empatía ni consideración abrieron las instalaciones de la Asociación, llevándose los artículos de más valor: aparatos de audio, guitarras, acordeones, bajo, bajo sexto, teclados, y percusiones.

Desde entonces, los instrumentos con los que cuentan los han adquirido gracias al apoyo voluntario de personas que están conscientes de esta necesidad.

Para finalizar, los integrantes del grupo musical, coincidieron que San José Iturbide no está preparado en ningún aspecto para garantizar el desarrollo y desenvolvimiento para las personas con discapacidad. Detallaron que no existe esa cultura, pues el Ayuntamiento cree que solo se necesitan las rampas para sillas de ruedas, cuando en verdad se necesitan semáforos con sonido, señalamiento o letreros en braille para ubicarse geográficamente en la ciudad, en restaurantes el menú también en braille, entre muchas cosas más.

Comentarios

Comentarios

Publicidad