Foto: Karla Silva
Foto: Karla Silva

Silao

Karla Silva.-La espera terminó para Ezequiel, un adolescente de 17 años de edad originario de Romita, quien finalmente recibió la primera dosis de la vacuna que lo protegerá de complicaciones graves de salud ante un contagio de Covid-19.

Esta mañana, acompañado de su mamá, Eustolia, acudió al Hospital General de Silao donde es atendido por la afección motora que padece a consecuencia de un accidente.

Agradecida con la atención que le brindó el personal médico, compartió que desde el mismo hospital se comunicaron con ellos para informarle que el jovencito era candidato a recibir la vacuna contra el virus SARS-CoV-2.

“Nosotros vinimos, estuvimos de acuerdo porque como padres tenemos el deseo de que nuestro hijo esté bien y aceptamos que se le aplicara la vacuna (…) ya había venido para que me dieran el folio y estaba al pendiente de que me hablaran. Ayer (lunes) nos hablaron y vinimos hoy a que se la aplicaran”.

Foto: Karla Silva

También dijo que la familia se siente más tranquila de saber que está parcialmente protegido de complicaciones de salud a causa de la pandemia.

“El hecho de que esta enfermedad pudiera surgir en él ya estamos más tranquilos de que no sea tan severa o tan grave, por el diagnóstico que él tiene”.

Aunque fue complicado el traslado desde la zona rural Romita debido a la lejanía y a sus escasos recursos económicos, la madre aseguró que “vale la pena” el esfuerzo, pues “hemos puesto en primer lugar la salud de nuestro hijo”. Su hija de 13 años esperará a que lleguen las dosis para los menores sin complicaciones de salud.

MD