Agencias

Ciudad de México.- Roger Martínez dejó una mala impresión en sus últimas participaciones con el Club América y todo indica que no tiene mucha prisa o interés en reportarse en Coapa.

Mientras que Santiago Solari, el nuevo técnico del América ya se reportó en el club, el colombiano no asoma sus narices en México.

El delantero transmitió en vivo la noche del miércoles, una convivencia en Colombia con algunos amigos, la mayoría de estos sin portar cubrebocas o guardando distancia en esta pandemia.

Según reportes, Martínez no se ha reportado en Coapa a los trabajos de cara al Guardianes 2021, y tampoco es que alguien lo extrañe mucho por esos rumbos.

El atacante colombiano de 26 años, quien llego a estar tasado en 10 millones de dólares, se ha devaluado a cuatro, y si sigue con estas actitudes seguro perderá más valor o lo peor, pocos querrá contar con sus servicios.

Lo malo para el América es que el futbolista tiene contrato hasta mediados del 2023, y si no consigue su salida, tendrá que seguir pagándole su sueldo, que se dice es uno de los más altos de la institución.

Depende de la directiva

“Cualquier cosa puede pasar. Ojalá todo se arregle de la mejor manera, para bien del América y del jugador”, declaró Roger Martínez Mercado, padre del futbolista, a ESPN. Agregó que la directiva es la que debe valorar si el colombiano se queda, “y si lo necesitan o se tiene que presentar, porque él es parte del club y no se ha ido todavía; todavía está ahí”.

“Una cosa es que lo quieran otros equipos, una cosa es que él se quiera ir y otra que el plantel no lo quiera usar, tres cosas diferentes. No es tanto que se quiera ir, sino que no lo quieren poner a jugar y ¿quién no se quiere ir cuando no lo ponen a jugar?”, agregó.

EZM