Agencias

Ciudad de México.- Querido o no, indisciplinado o no, Roger Martínez se ha convertido en el salvador del América. El colombiano, otra vez como relevo, rescató la sufrida victoria de las Águilas (1-0) sobre el Puebla, en el Estadio Azteca.

Fue un aburrido encuentro, pero el ingreso de Roger modificó el ataque de Santiago Solari, quien se atragantó de agua cuando vio que su cambio táctico dio resultado, porque su planteamiento provocó otra vez sueño.

Con dos goles en el Guardianes 2021, Martínez es el romperredes  del América, en apenas 94 minutos disputados.

En el primer tiempo, la única acción de peligro ocurrió con una atajada de Antony Silva, quien rememoró los ‘vuelos’ de Guillermo Ochoa en su juventud, al estirarse y sacar con la mano derecha el balón, con dirección al ángulo.

a se fue encima del América, lo acorraló en el área de Ochoa y presionó en la salida. La ‘Franja’ mandó centros por diversos lados, pero nunca concretó ante el arquero nacional. Cuando mejor estuvo el cuadro visitante, las Águilas aprovecharon un error y no perdonaron.

Sebastián Córdova recuperó el esférico cerca de la portería poblana, para el ingreso de Martínez, quien se quitó la presión de Lucas Jaques y, entre las piernas de Silva, firmó el 1-0.

El Puebla no perdió esperanza de rescatar el empate, pero Nicolás Larcamón, a pesar de sus cinco cambios, no encontró cómo lograrlo. Solari volvió a sumar, pero el desempeño de las Águilas sigue dejando que desear.

MD