Luz Zárate

Celaya.- Los comerciantes del Mercado de Abastos, señalaron que los ladrones no temen a las autoridades, pues aunque saben que en la zona realiza operativos la Guardia Nacional, siguen robando, por lo que prefieren hacer justicia por su propia mano.

Apenas la semana pasada comerciantes del mercado detuvieron a un ladrón, lo golpearon, lo amarraron a un ‘diablito’, lo grabaron y evidenciaron en redes sociales, y este viernes nuevamente volvieron a atrapar a otro hombre que estaba robando y lo hirieron.

“¡No entienden! Si ya vieron cómo le fue al otro ratero y siguen viniendo a robar, y como vemos que no les dan miedo los soldados, por eso optamos por darles un escarmiento nosotros”, platicó un comerciante que está de acuerdo en que se golpeé a los delincuentes a manera de escarmiento.

La golpiza de este viernes, comenzó a circular en redes sociales ya que algunos testigos filmaron el momento en que varios hombres golpeaban al presunto ladrón quién pedía que ya lo dejaran en paz.

En el video se puede observar la cara ensangrentada del ladrón maniatado, a quién golpeaban en repetidas ocasiones con una madera hasta dejarlo semi inconsciente.

La agresión ocurrió la mañana de este viernes en las inmediaciones del Mercado de Abastos, lugar al que acudió la Policía Municipal, así como paramédicos, quienes trasladaron al lesionado al nosocomio para recibir atención médica; se desconoce su estado de salud.

Inhibir las amenazas

Desde hace unas semanas, elementos de la Guardia Nacional instalaron un destacamento en el mercado para hacer recorridos en el lugar y en la zona comercial de la calle Antonio Plaza, con la finalidad de tratar de inhibir las amenazas y extorsiones, pero los robos siguen.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Simental, ha declarado en varias ocasiones que hay presencia de la Guardia Nacional y de la Policía en la zona del Mercado de Abastos para incrementar la vigilancia y tratar de inhibir algunas conductas delictivas, pero a decir de los comerciantes y clientes, no ha servido de mucho.