Rinden homenaje a Lila Downs con un mural en el Tenampa

La cantante será inmortalizada en legendaria cantina de la CDMX, lugar que la marcó y que la encaminó a ser cantante

AFP

CDMX- La cantautora Lila Downs será inmortalizada con un mural en el ‘Salón Tenampa’, la cantina más emblemática de la Ciudad de México y el lugar donde siendo una niña vio por primera vez a una mujer sola bebiendo tequila.

“La imagen de ver a esa mujer bebiendo y pidiendo sus (canciones) rancheras, me marcó mucho, y creo que fue por eso que perseguí esta carrera de cantar la música de mi México, y de mi amado Oaxaca”, dijo Downs el jueves, en un encuentro con la prensa en esa misma cantina, donde rompió en llanto por la emoción.

Los organizadores del homenaje informaron que la obra en honor a la ganadora de cinco premios Latin Grammy y un Grammy será realizada por el muralista Heriberto Gómez, originario del norteño estado de Coahuila, y develada el 6 de junio próximo en un acto en el que Downs interpretará en vivo alguna canción.

“Honestamente sí creo que somos pocas las mujeres que estamos consideradas al lado de los varones, en la música y en muchas áreas de la vida en México, por eso este homenaje aquí (en Salón Tenampa) es muy valioso para mí”, dijo la artista a la AFP.

“Creo que es importante dar crédito a ese origen de la vida, pensar también en nuestro género y de qué manera podemos seguir avanzando de forma progresista en nuestra sociedad”, agregó la cantautora méxico-estadounidense de 49 años.

Un lugar con historia

Fundado en 1925, Salón Tenampa es una cantina ubicada en la Plaza Garibaldi, un sitio tradicional en el centro de la capital mexicana, famoso por congregar a decenas de grupos de mariachis y bandas de otros ritmos del país que cantan a petición de los peatones a cualquier hora de la noche y madrugada.

La mayoría de las grandes voces de la música tradicional mexicana como José Alfredo Jiménez, Juan Gabriel, Vicente Fernández y la intérprete de origen costarricense Chavela Vargas cantaron ahí y su imagen también quedó plasmada en pinturas que adornan las paredes del lugar.

La icónica pintora Frida Kahlo fue otro de los personajes que frecuentaban ese santuario del mariachi.