Nayeli García

Irapuato.- “Irapuato pronto tendrá equipo de fútbol”, aseguró el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez al comentar que ya están en pláticas con otros empresarios para que traigan una franquicia certificada por la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut); asimismo, descartó que Fernando San Román tenga posibilidades que permitan el ascenso del Irapuato.

Luego que Fernando San Román aseguró que buscará ante instancias legales nacionales e internacionales que se respete el ascenso del Irapuato, el alcalde descartó cualquier posibilidad e incluso dijo que el empresario no se ha acercado con el Municipio, con el que se firmó un convenio que se podía ampliar si se lograba el ascenso. Su hijo, Javier San Román, ha dicho que se retira del equipo.

“Ya hablamos con la Federación, con diferentes actores… yo, personalmente, y el gobernador también (sic). No hay posibilidad, hay que ser claros: no hay ninguna posibilidad de que la franquicia que se tenía o que se quería tener vaya a subir, porque no cumplió lamentablemente. Es lo que nos han dicho, estábamos muy a gusto y queríamos que subieran y no se pudo”, puntualizó.

Ricardo Ortiz dijo que están buscando un equipo que esté certificado por la Federación, y ya están en pláticas con algunos empresarios interesados en tener un equipo en Irapuato.

“Hay que salir adelante, hay que buscar un equipo que esté certificado por la Federación. En esto andamos y lo que debemos de buscar ya no es lo que pasó, sino que va a pasar o debe de pasar y tener certeza que pronto habrá fútbol en Irapuato”, aseguró.

El adeudo persiste

Sin embargo, del adeudo de más de 400 mil pesos que tiene el Grupo San Román por el pago del agua del estadio Sergio León Chávez, dijo que todavía no se hacían cuentas, pues estaban esperando a que Javier San Román esté en Irapuato.

Además, comentó que tampoco se sabe si se pagaron o no los 100 mil pesos de renta que aseguró el empresario Fernando San Román se depositaban cada mes al Municipio de Irapuato.

El presidente municipal realizó este miércoles una supervisión de las obras del estadio Sergio León Chávez por la tarde. Dado el despliegue de varias unidades de la Policía municipal y la presencia de uniformados en la zona, los vecinos que se trataba de un desalojo, pero esto fue descartado por el alcalde.

ndr