Nayeli García

Irapuato.- El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez descartó que la Administración Municipal tenga una plantilla laboral ‘obesa’ como lo señaló la presidenta municipal electa, Lorena Alfaro, pues se trabaja con lo necesario.

“Creo que para decir que es obesa, primero tendría que revisarla. Yo creo que nosotros hemos venido haciendo una serie de revisiones (…) No dudo que pueda hacerse alguna reingeniería, pero la verdad es que estamos trabajando con el mínimo necesario. Ya lo verá cuando entre que en realidad no”, señaló el presidente municipal.

Ricardo Ortiz explicó que la mayor cantidad del dinero del capítulo mil -correspondiente al gasto de nómina- se destina a los policías municipales y tránsitos que son más de mil y de los que no se puede prescindir.

“La alcaldesa electa está en todo su derecho de revisar la estructura, pero hasta que no se haga la revisión podemos determinar si es obesa o no”, dijo.

Sin embargo, Ortiz consideró que si trae un buen proyecto que mejore la administración es bienvenida, así como compartió que se van a dejar todas las condiciones para que se pueda mejorar la administración, ya que se deja limpia y transparente.

“Nosotros ya vamos de paso, nosotros ya no deberíamos más nada que opinar al respecto, que al final de cuentas la responsabilidad va a ser de ese Ayuntamiento. Repito en mi calidad de alcalde si viene alguien que mejore las características y las condiciones ¡Qué bueno!”, señaló.

Lorena Alfaro consideró que tener más de 20 direcciones generales y ocho descentralizados era bastante para la administración, la cual había crecido mucho en los últimos seis años, durante la administración de Ricardo Ortiz.

La tesorera Municipal, María Ernestina Hernández Guzmán, precisó que actualmente se cuenta con cerca de 3 mil 360 servidores públicos y se tiene un pago catorcenal de 8 millones 500 mil pesos.

EZM