Redacción

Ciudad de México.- El excandidato a la Presidencia, Ricardo Anaya Cortés, dijo este lunes que se exiliará del país debido a la que calificó como una persecución política del mandatario Andrés Manuel López Obrador.

“En tiempos de autócratas como López Obrador, el exilio es la única alternativa para seguir luchando”, declaró.

El panista mencionó haber recibido un citatorio de la Fiscalía General de la República (FGR) para presentarse a declarar ante un juez el próximo jueves en el Reclusorio Norte.

El político declaró que si se presenta en el sitio, existe la posibilidad de que sea encarcelado ese mismo día y, de acuerdo con el documento, la suma de los delitos de los que es acusado sumaríauna pena de 30 años de prisión.

“Menos mal que no hay persecución política y quela venganza no es tu fuerte, Andrés Manuel. Que te quede bien claro Andrés Manuel: no me escondo ni huyo; doy la cara y me exilio con mucho dolor de mi país para poder seguir luchando. No te vas a deshacer de mí”.

Perseguido, ¿por quién?

Anaya ha sido insistente en denunciar una persecución política en su contra y ha señalado al presidente Andrés Manuel López Obrador de ser el principal artífice de esta embestida que —a su decir— busca sacarlo de la contienda presidencial de 2024, encarcelándolo por presuntos actos de corrupción.

Tales señalamientos han provenido desde tiempo atrás de excompañeros de partido y de integrantes e instituciones de la administración de Enrique Peña Nieto, con quien mantuvo una cercanía durante parte de su sexenio.

“Él acusa de ser perseguido por el presidente, por mí, y eso es una mentira, eso es falso. ¿Qué es lo que da origen a esta situación? Pues una denuncia que se presentó desde hace mucho tiempo por sus mismos compañeros de partido, en su momento, y luego esto se juntó con una denuncia que hizo el exdirector de Pemex, donde acusa a exlegisladores y dirigentes de partidos de que recibieron dinero para la aprobación de la Reforma Energética. La historia se tiene que contar bien”, dijo la mañana de este lunes el Presidente López Obrador.

La denuncia a la que se refiere el mandatario federal fue interpuesta por Ernesto Cordero Arroyo, exsecretario de Hacienda en el Gobierno de Felipe Calderón, el 11 de junio de 2018, en el marco del proceso presidencial de julio de ese año, en el que participaron tanto Anaya como López Obrador, así como José Antonio Meade y Margarita Zavala.

Cordero, en ese entonces Senador del PAN, acusó a Anaya por lavado de dinero a causa de “operaciones inmobiliarias con al menos dos familias queretanas de las que se desprende la realización de hechos ilícitos (tráfico de influencias, operaciones con recursos de procedencia ilícita y lo que resulte), así como para que se investiguen las discrepancias que existen entre las declaraciones patrimoniales y los ingresos manifestados públicamente por él y su señora esposa”.

Todo ello, en el contexto de la compra-venta de una nave industrial en Querétaro, mediante un esquema de triangulación de recursos.

ac