Vida Pública

Reviven plan de hacer tren México-Querétaro

Staff Correo

Ciudad de México.- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador junto con el sector privado presentaron el Acuerdo para la Reactivación Económica, a través de 39 proyectos de infraestructura, entre los que sobresale el Tren México-Querétaro, plan que se diseñó en la administración de Enrique Peña Nieto.

Antes de que el proyecto fuera cancelado en la pasada administración federal, se contemplaba que en una segunda etapa se extendiera hasta León, aunque el plan se vino abajo por anomalías en la adjudicación del contrato.

El pasado 20 de agosto, cuando el presidente López Obrador adelantó que el proyecto podría retomarse, celebró la posibilidad de que resurja la red ferroviaria del centro del país, que vincule a Querétaro con estados de la región como Guanajuato y San Luis Potosí.

“Sería extraordinario que se pudiese concretar el proyecto del Tren México-Querétaro, Querétaro- Guanajuato o Querétaro- San Luis, que fue el centro ferroviario de México durante mucho tiempo. Ahí solamente que se busque una sociedad, ahora que se está hablando de la participación de la IP en algunas obras, no descartamos la posibilidad”, declaró.

En octubre del 2019, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, manifestó que la administración federal ya cuenta con un proyecto ejecutivo del tren; en esa fecha ya se analizaba que el proyecto se ejecutara bajo un esquema de Asociación Público-Privada.

Entorno a la indefinición del tren México-Querétaro, los gobiernos estatales de Querétaro y Guanajuato han planteado que se cree un tren interurbano que vincule a las entidades.

Entre las alternativas que han propuesto los estados, es que el tren interurbano de León, Guanajuato, es otro de los proyectos que enlazaría a ambas entidades, posibilitando que este tren se extienda hasta Querétaro.

También, a través de la Alianza Centro-Bajío-Occidente, se ha propuesto al gobierno federal que el TAV México-Querétaro se expanda a Guanajuato y Jalisco.

Hace seis años que ‘descarriló’

El tren México-Querétaro tuvo su primera versión pública del análisis costo-beneficio en abril de 2014, elaborado por la empresa Modelística y entregado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En ese momento se estimó que los costos de inversión ascendían a 37 mil 569 millones de pesos, los cuales están desglosados en infraestructura, vías, electrificación, seguridad, telecomunicaciones y material móvil. 

El proyecto que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó este lunes tiene un costo de 51 mil 300 millones de pesos, 13 mil 731 millones de pesos más que la versión original del tren de hace seis años.

En la administración de Peña Nieto, la obra se adjudicó al consorcio conformado por las empresas China Railway Construction Corporation, Prodemex, Grupo GIA, Constructora TEYA, China South Rolling Stock Corporation y GHP Infraestructura Mexicana. La empresa Constructora TEYA, era una de las filiales de Grupo Higa, perteneciente al empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, ligado al gobierno de Peña Nieto.

Sin embargo, cuatro días después y ante ciertas sospechas generadas, el Ejecutivo revocó esta decisión y afirmó que repetiría el procedimiento para despejar las dudas, aunque tuvo que indemnizar con 100 millones de yuanes (16 millones de dólares) a la empresa constructora china como compensación por la cancelación del contrato.

Related posts