Agencias

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este sábado que se retomará el plan de descentralizar las secretarías del gobierno federal de la Ciudad de México a diversas entidades del país.

Al encabezar la supervisión de los programas sociales en la entidad, el titular del Ejecutivo federal recordó que se busca que la Secretaría de Salud (Ssa) se mude al puerto de Acapulco, Guerrero; la Secretaria de Educación Pública (SEP) a Puebla, y la de Bienestar a Oaxaca.

Al referirse a esta última, el Mandatario federal reclamó que su sede ocupe un edificio lujoso en pleno Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

“Ahora por la pandemia y porque hemos tenido que enfrentar la crisis económica, se quedó pendiente el compromiso de descentralizar al gobierno federal, pero ya vamos a que se muden. Se cambia la Secretaría de Bienestar a Oaxaca, ¿saben dónde están las oficinas de Bienestar que se heredaron? En un lujoso edificio de Paseo de la Reforma.

“Entonces ya lo más pronto que se pueda a Oaxaca. Lo mismo la SEP a Puebla”, dijo.

El presidente López Obrador adelantó que mañana domingo, en compañía del gobernador Héctor Astudillo (PRI), junto con Jorge Alcocer Varela, titular de Salud (Ssa), acudirán al edificio que en un futuro ocupará la dependencia federal en el puerto de Acapulco.

“Mañana vamos a ver el edificio y me dio mucho gusto, porque comentaba está entusiasmado el doctor Alcocer para venirse a Guerrero y es para atender a todo el país”.

El presidente López Obrador detalló que la idea es que en su administración haya pocos programas y pocas acciones gubernamentales, pero de mayor alcance en lo económico y lo social, pues señaló que, a diferencia de los gobiernos pasados tenían “infinidad de programitas”, pero consumían presupuestos y que requerían aparatos burocráticos.

“Antes había infinidad de programitas que consumían presupuesto, porque se requería tener aparatos burocráticos para cada programita, porque necesitaba director, asesores, tenía que haber oficinas, viáticos, y se diluía el presupuesto”. Por eso no impactaba en mejorar las condiciones de vida.