Redacción

Irapuato.- Los restos humanos localizados en las ocho ‘fosas clandestinas’ encontradas por colectivos de personas desaparecidas podrían pertenecer a 15 personas, según los primeros análisis forenses realizados por personal de la Fiscalía General del Estado (FGE).

A través de un comunicado de prensa la fiscalía informó que ante estos hallazgos fueron abiertas dos carpetas de investigación la primera en torno a los restos encontrados en la búsqueda del día viernes y la segunda al realizar una revisión de las bolsas aseguradas en el lugar, el día sábado, día que concluyó la búsqueda, en acuerdo con los familiares de las víctimas.

El documento señala que un equipo especial de la Fiscalía General del Estado realizó labores en la búsqueda y análisis de restos óseos en una zona cerril conocida como Cerro del Conejo, en Irapuato, en donde se agotaron los puntos de exploración después de una búsqueda exhaustiva e integral, que concluyó el sábado por la tarde.

Detalla que las búsquedas oficiales fueron dos en esa zona, motivas por el reconocimiento del lugar emprendido por la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, de la existencia de restos óseos en la Presa del Conejo, en el libramiento Irapuato-León, kilómetro 7+700, a un costado de la presa.

A través del Ministerio Público, la FGE inició una carpeta de investigación, por la localización de manera superficial de fragmentos óseos considerados para su análisis genético e indicios materiales como elementos balísticos y otros objetos enviados a laboratorio y más tarde se comunica sobre la existencia de un segundo punto en la zona cerril.

Al lugar acudió el equipo especial forense de la FGE para realizar los trabajos de preparación, sondeo y exploración del lugar, asimismo, se acordó continuar con los trabajos el sábado por la mañana, a primera hora, de común acuerdo con los denunciantes para iniciar los trabajos con luz natural.

Al día siguiente se realizó una segunda búsqueda y se inició una segunda carpeta de investigación por la localización de fragmentos y bolsas plásticas con restos humanos en descomposición que fueron trasladados al servicio médico forense para trabajar en relación a la causa de muerte.

Personal forense de esta Fiscalía trabaja en exámenes de antropología física y genética que le permitan obtener resultados orientados en la identificación de los restos en lo referente a factores como la determinación de su sexo, edad biológica, talla, características particulares a partir de sus estructuras óseas e integrar una prueba pericial que pueda ser determinante en un caso de investigación por homicidio. De un primer examen, los restos corresponderían a no más de quince personas.

Los familiares de las personas desaparecidas, como lo establece la Ley, y de acuerdo a los protocolos de búsqueda de personas y localización, serán informados puntualmente de los avances alcanzados y resultados obtenidos de los dictámenes científicos.