Yadira Cárdenas

Salamanca.- Mientras los restauranteros tratan de estabilizarse y continuar con su actividad se enfrentan a otro problema con el servicio de envío a domicilio: llamadas de pedidos falsos, clientes que se niegan a pagar y que incluso llegan a amenazar a los repartidores.

El presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) local, Antonio Peña Medrano, dio a conocer que se reportan al menos diez de estos casos semanalmente.

Peña Medrano, representante del sector restaurantero en Salamanca, señaló que con el cambio de semáforo se han reforzado las medidas sanitarias y se ha respetado el cupo de clientes del 30%, y agregó que una de las principales herramientas que han adoptado para las ventas ha sido el servicio a domicilio, encontrando algunas dificultades que los han afectado en las últimas semanas.

Lamentablemente nos hemos topado con situaciones que también nos afectan, económicamente y hasta en la integridad de los repartidores. Las llamadas de servicios falsos están a la orden del día a pesar de que hemos tomado medidas, como pedir números telefónicos y llamar con antelación, pero eso no importa a los bromistas que se aprovechan de ello y hacen grandes pedidos”.

lamentó.

El líder restaurantero, señaló que al llegar con los pedidos se llevan la sorpresa de que, o el domicilio no existe, o las personas que viven en ese lugar no lo hicieron; y peor aun: casos donde les reciben el producto, se meten a su casa y ya no salen a pagar.

Lo más grave es que en ocasiones los repartidores reciben amenazas para que se retiren y de plano les dicen que no les van a pagar.

puntualizó.


Los casos han ido en incremento, mermando las ganancias de los comercios de alimentos y de los servicios de envíos, por lo que ya buscan estrategias para no caer en este tipo de situaciones:

Es complicado porque no siempre son los mismos números telefónicos; lo que sí es que tenemos algunos domicilios identificados, por eso queremos hacer un llamado a la conciencia del ciudadano, todos estamos pasando por una crisis y esto no abona en nada para salir de ella.

sentenció.

Te puede interesar:

RO.