Foto: Martín Rodríguez

Luz Zárate

Celaya.- El Restaurante-Bar ‘La Universal’, mejor conocido como ‘Casimiro’, es uno de los lugares más emblemáticos y tradicionales de Celaya que aguantó los estragos que ha dejado la pandemia del coronavirus Covid-19, pero que reconociendo que no soportará las pérdidas económicas por las obras de embellecimiento de la calle Benito Juárez —donde se ubica el negocio— ha decidido cerrar.

Tras 88 años de servicio ininterrumpido, el Restaurante-Bar ‘La Universal’ anunció en sus redes sociales su cierre, aunque puso a disposición sus servicios únicamente para ocasiones o eventos especiales.

“A nombre de nuestra familia y colaboradores queremos darles las gracias por haber hecho posible preservar la tradición que ‘Casimiro’ fue para todos los celayenses durante 88 años. Nos hubiera gustado terminar este ciclo de otra manera, pero las circunstancias nos obligan a cerrar nuestras puertas. Sin embargo, el sazón de nuestros platillos emblemáticos seguirá con nosotros y nos ponemos a su disposición para ocasiones especiales o eventos vía inbox”, publicaron en sus redes sociales.

Fue a mediados del año pasado, cuando José Rodríguez Orozco, dueño del restaurante bar ‘La Universal’, platicó a Correo que el negocio ha atravesado diferentes adversidades, pero ninguna como la contingencia sanitaria del coronavirus Covid-19. Sin embargo, destacó que harían todo lo posible por seguir aguantando los estragos de la pandemia.

Lamentablemente, este sábado anunciaron que las condiciones no permiten que el restaurante siga operando, esto porque el próximo lunes comienzan las obras de embellecimiento de Benito Juárez —donde se ubica el negocio— y que se suma a otras que se realizan en otras calles del centro histórico, afectando a cientos de comerciantes.

Un centenario de historia

El Restaurante-Bar ‘La Universal’, mejor conocido como ‘Casimiro’, es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, con una antigüedad de 105 años.

El negocio era inicialmente una cantina, la cual data del 11 de junio de 1916, pero en 1933 la compró Don Casimiro Rodríguez López, y ahí empezó la historia de este negocio conocido ampliamente en Celaya. Anteriormente estaba ubicado en el Pasaje Santa Cecilia y en el 2007 cambió a su ubicación actual en Benito Juárez No. 406.

Foto: Martín Rodríguez

Su especialidad es la cocina tradicional y española, el bufett por las mañanas y se hizo reconocido por los ‘tragos’ que hicieron famoso a Casimiro desde hace décadas.

En un siglo de existencia, el negocio jamás estuvo tan solo como sucedió durante la contingencia sanitaria, que de ser uno de los bares más tradicionales, concurridos y con más historia, hubo días que se quedó solo. Pero aun así no cerró.

José Rodríguez contó que el restaurante nunca había tenido una crisis tan fuerte y eso que ya en el 2009 habían vivido la epidemia de influenza AH1N1, lo que obligó a cerrar el establecimiento pero sólo por dos semanas. Posteriormente fueron las cuestiones de inseguridad, después el nuevo coronavirus y remataron las obras de rehabilitación del centro, ahora con los trabajos justo afuera del negocio el panorama empeoraría aún más.

Foto: Martín Rodríguez

Aunque hubo días que las ganancias fueron nulas, José Rodríguez siguió pagando a los empleados del restaurante, no despidió a nadie.

En redes sociales, comensales y amigos lamentaron el anuncio de cierre y animaron a su dueño a que tal vez más adelante se vuelva a abrir.

ndr