Este inicio de semana, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dio a conocer las razones de la revocación de la autorización que, para operar como Sociedad Financiera Popular, en su momento se le otorgó a la sociedad denominada Operadora de Recursos Reforma S.A. DE C.V., S.F.P. En la exposición también es posible conocer cómo hasta el último momento, Reforma puso en la mesa propiedades y hasta la promesa de un inversionista con algunos millones de dólares para capitalizar al ente, sin embargo, en los hechos y en el momento, estaba descapitalizada y sin cumplir con la Ley de Ahorro y Crédito.

A luces vistas para la comisión, la entidad no mantuvo un capital neto igual o superior en relación con los requerimientos de capitalización por riesgos totales, contraviniendo lo que la ley indica.

Reforma, en un último intento por sostener su autorización de funcionamiento, argumentó ante la CNBV la intención de aporte de nuevos socios -Jose Delfim Goncalves e Ivan luri Salvador Pereira Goncalves- para la operadora por 20 millones de dólares, con el propósito de calzar la descapitalización, pero como el organismo gubernamental no encontró evidencia de que se haya depositado dicha cantidad en la institución domiciliada en Dolores Hidalgo simplemente se desechó el alegato por inoperante.

No sólo eso, Operadora de Recursos Reforma S.A de C.V., S.F.P., cuyo Consejo Directivo preside Juan Francisco Manzano García, mostró que contaban con 15 inmuebles con un valor aproximado de 105 millones 476 mil 637 pesos, acreditados con avalúos realizados en 2019, que con una actualización en su valor comercial incrementarían notablemente el patrimonio del ente. Pero… la propiedad de los inmuebles no implica cumplir con los requerimientos de capitalización que pide la Ley de Ahorro y Crédito Popular.

Ahora, lo que queda para esta Sociedad Financiera Popular es cumplir con sus ahorradores y con sus obligaciones financieras y fiscales, pues ha entrado en su fase de disolución y liquidación.

Este martes, ahorradores en varios municipios del norte del estado de Guanajuato fueron reunidos en un auditorio en el municipio de Victoria, donde les fue expuesto el mecanismo para hacer valer la garantía del Fondo de Protección de Sociedades Financieras Populares y de Protección a sus Ahorradores, donde muchos de ellos ahora comenzarán a recorrer un agotador camino porque sus ahorros eran superiores a los 165 mil pesos que, como tope, garantiza individualmente el seguro.

Es importante citar que el tema puede complejizarse si los ahorradores no son orientados de forma adecuada en sus trámites para recuperación de sus recursos. Ya hay una serie de abogados presentándose para ofrecer sus servicios y a veces, en esos trances sale más caro el caldo que las albóndigas. Se sigue en espera de la manifestación pública de la autoridad estatal en apoyo de los ahorradores.

Por lo pronto, Reforma aseguró al gobierno federal que tenía al menos 105 millones 476 mil 637 pesos en bienes inmuebles, hay tela de dónde cortar, como deja ver la revocación que publicó el Diario Oficial de la Federación este lunes 23 de noviembre.

El deslinde

Ante los hechos, se hicieron los deslindes y aclaraciones. La Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México, S.C. de R.L. de C.V. (CONCAMEX), hizo llegar a esta columna un atento comunicado del presidente de su consejo directivo, José Manuel Cruz Contreras, para precisar que, dentro del círculo de instituciones financieras, la Operadora de Recursos Reforma S.A. DE C.V., S.F.P., no pertenece a las entidades como “cajas populares”, pues no funciona como una sociedad cooperativa, por lo que a pesar del uso popular del término, jurídicamente no es lo conveniente. En mismo sentido se pronunció la Federación Integradora Central de Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

De esta forma, se cita, Reforma no pertenece a ninguna de las 10 federaciones que afilian a 130 cooperativas de ahorro y préstamo con presencia a nivel nacional y que sumaban hasta mediados del año pasado, 6 de los 8 millones de socios que integran el sector de cooperativas de ahorro y préstamo.

Cruz Contreras cita que todas las Cooperativas representadas por la CONCAMEX operan en apego a la legalidad, encontrándose avaladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), organismo responsable de supervisar y regular a las entidades integrantes del sistema financiero mexicano. Ellos, pues, son harina de otro costal. Se toma su amable aclaración.