Maria Espino / Gilberto Navarro

Guanajuato.- Tras varias horas de negociación entre integrantes de la Asociación de Anexos del Bajío, Fuerza Nacional de Anexos y  autoridades de Gobierno del Estado, liderada por la secretaría de Gobierno Libia Denisse García Muñoz, finalmente está mañana llegaron a acuerdos que fueron bien vistos por los inconformes.

Luego de firmar la minuta pactada, los inconformes  levantaron el plantón que mantenían afuera de la Secretaría de Inversión, Finanzas y Administración de Gobierno del Estado y se retiraron en caravana.

Fue poco antes del mediodía y tras tres horas de diálogo a puerta cerrada que autoridades e inconformes lograron pactar acuerdos, la única condición que autoridades les pidieron para continuar con el diálogo fue que liberarán la calle en donde se instalaron desde la madrugada del lunes.

Entre los acuerdos destaca que, por parte de Gobierno del Estado analizarán la petición de destitución de Rosa Elva Villalobos Ugalde, directora de Salud Mental de la Secretaria de Salud de Guanajuato, además de revisar los procesos necesarios para que los anexos se regularicen, operen con seguridad y bajo Ley, entre otros.

Se enfrentan inconformes con policías

Cabe mencionar que este martes, previo a que cerrarán acuerdos, al frente de Finanzas se registró otro enfrentamiento entre inconformes y policías estatales dejando un saldo de cuatro hombres y tres mujeres lesionadas, quienes fueron atendidos por paramédicos de Protección Civil Estatal.

De acuerdo a la versión de uno de los lesionados, que presentó golpes y daño en mano izquierda, aseveró que solo se acercaron a las escaleras de la entidad principal cuando los policías antimotines los comenzaron a empujar, ellos no se dejaron porque estaban jalando a mujeres, pero los policías los comenzaron a golpear con toletes propinado golpes  en varias partes del cuerpo.

Entre las afectadas había una niña y ante la agresión a sus compañeros el resto de quejosos respondió aventando pedradas en contra de policías.

Luego de que los manifestantes se retiraron de la zona en Presa de la Olla el grupo de policías también comenzaron a retirarse.

Desde el lunes y hasta este martes fueron más de 500 elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), principalmente del grupo antimotines, los que estuvieron resguardando las instalaciones de  la Secretaría de Finanzas y Palacio de Gobierno.

Aquí la nota: Anexos no se van: se plantan frente a la sede central de la Secretaría de Finanzas

Solo uno de siete son regulares en la capital

Solo uno de los siete centros de rehabilitación que actualmente operan en la capital, ha cumplido con todos los requisitos de las autoridades para operar en la ciudad.

Así lo dio a conocer Samuel Ugalde García, titular de la Secretaria de Seguridad quien refirió, que a través del área de Protección Civil realizan revisiones para que los “anexos”, cumplan con las medidas de seguridad, en coordinación con otras áreas involucradas como el Sector Salud e incluso Desarrollo Urbano.

De estas revisiones se desprendió que la mayoría de los anexos en la ciudad, incumplen con las medidas requeridas para operar.

“Los que hemos tenido aquí son siete los anexos, estamos haciendo revisión, hay algunos que se han hecho las observaciones y están en trámite con los mismos, solamente uno cuenta con todos los sustentos y los requisitos, es el que está frente al CERESO”.

Señaló que uno de estos, que estaba ubicado en el Callejón de Puquero, se mudó a la zona de Carcamanes después de que fue clausurado por no cumplir con los requisitos necesarios para su operación, pero nuevamente se clausuró la nueva ubicación.

Así mismo otros dos centros de rehabilitación se cerraron ya que no cumplían con los requisitos mínimos para dar este servicio.

“No está en funcionamiento hasta que no se regularicen, faltaba todo, no había permiso de uso de suelo, programa de protección civil, no había autorización por salud estatal y menos la cuestión de salud federal”.

Ugalde García señaló que, estas regulaciones son necesarias, para evitar que en estos se cometan actos delictivos como ha pasado en otros municipios, en los que los “anexos”, han sido blanco de ataques y homicidios multiples.