Luz Zárate

Celaya.- A casi dos años que explotó un ducto de Pemex ubicado en el Río Laja, la dependencia federal no ha resuelto el problema por completo.

En su momento, Pemex sacó de operación y bloqueó las válvulas que controlan el flujo de gas Licuado de Petróleo (LP) y posteriormente se hicieron algunas acciones de reparación, pero el ducto debería estar a una profundidad más grande y tener un recubrimiento de concreto.

Es Petróleos Mexicanos (Pemex) quien tiene que resolver la problemática de fondo, con el aval de la Conagua debido a que este ducto pasa por el río –cuyo tramo es federal-.

El director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza señaló que se hizo la solicitud a las autoridades de Petróleos Mexicanos y se dio aviso a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pero al momento no se tiene una resolución al respecto.

“Ahí son dos derechos de vía que se cruzan uno con otro, ambos federales; uno es de Conagua que es la parte del río y la otra son los ductos de Pemex, ahí son situaciones que deberán de resolver ellos. El objetivo es darle una solución definitiva, los ductos es necesario que pase por una ubicación y profundidad determinada, ahorita está reparado el ducto pero no a la profundidad que debería de estar”, señaló el funcionario.

Posterior al accidente Pemex colocó un recubrimiento a la nueva tubería y se revisó que no haya fugas, además de verificar que las otras cinco tuberías que pasan por la zona no hayan presentado daños por el peso de las máquinas, pero se necesita un proyecto integral de mejoramiento.

Accidente

El 1 de julio de 2019 trabajadores de Obras Públicas realizaban limpieza del río Laja cuando una de las máquinas retroexcavadoras golpeó y perforó un ducto de gasLicuado de Petróleo (LP) de 14 pulgadas.

El golpe provocó una chispa que originó la explosión en el lugar, pues el ducto se encontraba casi al nivel del piso.

EZM