Nayeli García

Irapuato.- A Eduardo Torres Zorrilla se le va a recordar como un innovador y revolucionario no sólo del sector inmobiliario, sino por su calidad humana y ser siempre un hombre que pese a su corta edad fue demostrando que el trabajo duro trae buenas recompensas.

A casi 15 días de haber fallecido en la ciudad de Cartagena, Colombia, víctima de un fatal accidente cuando viajaba en un yate por las islas de Rosarito el pasado 28 de agosto, Eduardo por fin regresó a Irapuato, en donde creció al lado de su mamá Pili Zorrilla y sus hermanos Ignacio y Luis Torres Zorrilla.

Ver nota: Empresario de Irapuato muere en Cartagena tras ser golpeado por un barco

Foto: Especial

Este jueves, la familia Torres Zorrilla se reunión en una funeraria de la ciudad para recordar a Eduardo como un joven emprendedor que amaba la vida, su carrera y a su prometida Belén Rodríguez.

De forma privada, Eduardo será velado durante todo el día jueves para el viernes tener una misa de cuerpo presente en donde se proyectará un video recordándolo en vida, para finalmente sábado realizar una misa más con sus cenizas presentes en el templo de San Juan Bosco.

Eduardo Torres, hizo historia en su carrera, pues fue el primer trabajador del Grupo 4S Real Estate que se convirtió en tres años y medio en socio de la empresa, pues desde los 19 años empezó a hacer sus prácticas profesionales en el consorcio conociendo área por área y el manejo de la empresa.

Tras graduarse y con tan sólo 21 años de edad, fue designado para abrir la consultoría inmobiliaria en la ciudad de Querétaro, en donde sólo ganaba 3 mil 500 pesos al mes, cuando tenía una renta de 5 mil, contó el mismo Eduardo en un video compartido por Carlos Martínez Muñoz, en homenaje a su amigo.

En el video, cuenta que dos años después de abrir Querétaro viajó a Colombia para abrir la compañía en aquel país que es tan similar a México, pero también tan diferente, en donde desarrollo proyectos inmobiliarios novedosos acorde a las demás de aquella ciudad.

Fue el pasado 28 de agosto, cuando Eduardo Torres Zorrilla viajaba en un yate en las islas de Rosarito, cuando según contaron las autoridades de Colombia, el empresario saltó al mar a buscar un objeto que se le cayó al agua y cuando iba de regreso fue herido por la motonave ‘Breeze II’, aunque fue rescatado del agua y llevado al hospital, no logró sobrevivir el joven de apenas 30 años de edad.