Gilberto Navarro

Guanajuato.- Para enfrentar la crisis hídrica por la que atraviesa la capital debido a la sequía, el Simapag invirtió nueve millones de pesos en reparación de tubería y compra de bombas, pero esto podría no ser suficiente.

Mario Ortega, director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Simapag), señaló que se han realizado obras por este monto para mejorar la extracción de agua subterránea.

También habló sobre la problemática de la escasez de agua potable que enfrentan las comunidades de El Cubo, Calderones y Peregrina, ya que la minera VanGold, que recientemente adquirió la Mina de El Cubo, ha restringido el suministro de agua potable a los poblados a sólo un día a la semana.

Ortega dijo que están enviando camiones cisterna a las comunidades para ayudar con el abasto de agua, pero no con la frecuencia necesaria ya que la demanda es alta.

LC