Luis Telles

Yuriria.- Con las lluvias volvió a nacer la cascada en el cráter La Joya, ubicada a un costado de la zona donde se encuentra la virgen del peñasco.

Trabajadores de Servicios Públicos, realizan labores de limpieza de maleza y colocación de pequeñas bardas para guiar y que llegue el agua al centro del cráter, para evitar daño a la vialidad y ciclo vía que hay en la zona.

 Vecinos cercanos a la cascada, dijeron que  en la comunidad El Ranchito y El Puerto, hay pequeñas represas, una de ellas llamada “El hoyo”, y cuando se llenan, el agua desfoga y corre por la barranca a la presa de Huandinmondiro y, a su vez, al llenarse, se da el escurrimiento y se forma la cascada desde la cresta del cráter.

Agregaron que cuando está lloviendo, la cascada es un gran “chorro” de agua, lo cual se convierte en un verdadero espectáculo de la naturaleza.

 Trabajadores de Servicios Públicos de la administración municipal, dijeron que, por la caída del agua, es necesario conducir la misma, hasta el centro del cráter.

“Se ve impresionante, después de que llueve mucho, pero por la cantidad de agua que se viene, se va por varios lados, más por las construcciones que hay de predios en la zona.

Nuestro trabajo es quitar la maleza y colocar pequeñas bardas, como un canal grande, para que el agua no se vaya por otros lado, baje con tierra, piedras y llegue a levantar el adoquín de la vialidad y, a destruir la ciclo vía que se tiene”.

 Recordaron que en el año de 1985, hubo movimiento de tierra, se dio el temblor el 19 de septiembre en México, y en Yuriria se levantó el centro del cráter, el agua prácticamente desapareció, tan es así que cuando no llueve, se le inyecta agua de un pozo para evitar que esté secó.

MD