Contra los pronósticos, ni siquiera durante la pandemia cayeron las remesas. Más bien el corredor entre México y EU se convirtió en el más importante del orbe, reflejo de una economía con crecimientos mediocres, bajo nivel de empleos y remuneraciones castigadas.

Vaya esos flujos que en 2021 significaron 52,000 mdd y que son ensalzados por los gobiernos en turno con Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora Andrés Manuel López Obrador, son reflejo de un país incapaz de generar las oportunidades que se requieren.

Claro que ayudan a mejorar el consumo de 1.8 millones de hogares que las reciben y son un importante sostén del peso, al superar las divisas que generan las exportaciones manufactureras, el petróleo, turismo y la IED en picada.

Este 2022 la tendencia favorable de esos flujos no se detiene y hasta abril crecieron 17.6% nominal, o sea 9% real.

Juan José Li economista senior de BBVA México estima que en mayo incluso se podrá alcanzar otro récord hasta por 5,000 mdd, debido al Día de las Madres. Para el año el pronóstico de esa institución está en 57,000 mdd, con un aumento nominal del 12%.

Dadas las amenazas recesivas en EU, las remesas podrían menguar para la segunda mitad del año. Si fuera el caso, en el peor escenario se llegará a 55,000 mdd, igualmente nodal para una economía que crecerá entre 1.6% y 1.8%.

Sin embargo el mismo Li está convencido que sí se lograrán los 57,000 mdd, aunque hace ver que para 2023 la historia sería otra con una economía de EU más lenta.

De ser así esta vez la mano de obra mexicana que está en la agricultura, la manufactura de alimentos, construcción y servicios sí se verá afectada. Con el Covid-19 no sucedió porque estos ámbitos no se lastimaron.

Como quiera las perspectivas de esos flujos tienden a enrarecerse cuando se habla de recesión en EU, lo que alcanzaría a muchos de los 16 millones de mexicanos con residencia. Durante la pandemia con los estímulos del gobierno de Joe Biden recibieron la ayuda por 1,000 dólares por persona.

No es el caso de otros 3 millones con la “Green Card”, y menos los 5 millones que son “espalda mojada”. Agregue otros 300,000 mexicanos que trabajan en EU y viven en México.

La mayor afectación se recibirá en Zacatecas, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Puebla y Oaxaca, los mayores impulsores de migrantes.

Así que quizá esta vez la historia sea diferente.

Ver nota: AMLO descarta subir gasolina o alimentos, pese a inflación o posible recesión

INFLACIÓN SIGUE INDOMABLE Y AUMENTA CANASTA BÁSICA 14.3%

El alza de la canasta básica sigue indomable, lo que evidencia el fracaso del plan antiinflacionario que diseñó la SHCP de Rogelio Ramírez de la O con el consenso de la IP. Ayer el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) que comanda Juan Carlos Anaya dio a conocer la evolución del índice a la primera quincena de junio y el aumento llegó a 14.3% vs 13.9% de mayo. El precio del pollo, según esto la proteína más barata, trae un incremento anual del 29%, huevo blanco 13.4%, leche 13.4%, tortilla (promedio CDMX, Gdl y Mty) 16.9%, aceite 15.5%, pasta para sopa 12,7%, pan de caja 13.9%, refrescos 5.9%, cerveza 8.5%, aguacate 81.7%, limón 27.7%, cebolla 73.6%, papa blanca 42.8%, chile poblano 39.6%. Así, no hay dinero que alcance.

GICSA SE DESINVIERTE DE ACTIVOS PARA SALDAR SU DEUDA

Y otra firma que aún está lejos de lograr una reestructura de sus pasivos es GICSA que preside Elías Cababie y que lleva Abraham Cababie. No es la primera vez que esta desarrolladora está en problemas. Hay papel no garantizado y deuda bancaria. A los inversionistas ya se les ha solicitado extensiones y ahora ya se arrancó un proceso de desinversión de activos.