SUN

Ciudad de México.- En junio de este año las remesas que envían los connacionales desde el extranjero, sobre todo de Estados Unidos, sumaron 4 mil 434 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico).

Lo anterior significó el cuarto mes consecutivo en lo que va del año con un flujo por arriba de 4 mil millones de dólares, pese a que se desaceleró respecto a mayo, cuando se recibieron 4 mil 514 millones de dólares, reflejando la festividad del Día de las Madres.

Dicho monto mensual superó a lo estimado por el consenso de analistas, que anticipaban la llegada 4 mil 356 millones de dólares.

También representó un récord para un mes de junio, algo que se notó en el promedio de cada envío que realizaron los paisanos a sus familiares, que aumentó 15.5% respecto al sexto mes de 2020.En junio el banco central reportó que en promedio cada transferencia fue de 393 dólares, frente a 375 y 366 dólares en abril y mayo anterior.

El subgobernador del Banxico, Jonathan Heath, destacó que las remesas hilan cuatro meses consecutivos en junio con un flujo superior a 4 mil millones de dólares.

Así, se acumuló un flujo de 12 meses de 44 mil 929 millones de dólares, mencionó en Twitter.

Crecen 25.5%

Banorte destacó que las entradas de remesas alcanzaron su segundo nivel más fuerte en la historia y crecieron 25.5% comparadas con junio del año pasado, lo que resultó ser muy favorable ante información en el margen que apuntaba a una moderación más importante.

De esta manera en el primer semestre de 2021 los envíos totalizaron 23 mil 618 millones de dólares, 22.4% más en comparación con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con datos de Banxico.

BBVA México dijo que 95.2% de esas divisas fueron enviadas desde EE. UU., es decir 22 mil 495 millones de dólares, sobre todo de los estados California, Texas, Minnesota, Arizona, Florida e Illinois.

En conjunto, significaron dos terceras partes de los recursos provenientes del vecino del norte.

Para Banorte, la fortaleza de la economía estadounidense y las medidas de estímulo fiscal, que han beneficiado el ingreso de los migrantes, siguen siendo factores de soporte clave de las remesas.

El grupo señaló que, si bien en algunos estados de la Unión Americana ya concluyó el apoyo a la economía familiar para enfrentar los estragos de la pandemia de Covid19, y en el resto terminará en septiembre, es probable que la dinámica laboral y los recursos disponibles para envío se desaceleren.

LC