Nancy Venegas

Irapuato.-A poco menos de cuatro meses para que termine la administración municipal actual, el proyecto del relleno sanitario metropolitano nuevamente quedó pendiente. Aun cuando el tiempo de vida y el contrato del de la comunidad Peñitas está a unos años de terminarse.

Hugo Ortega Álvarez, director de Servicios Públicos, confirmó que el proyecto está a cargo del Gobierno estatal que ha valorado varias opciones, pero hasta el momento no ha definido ningún proyecto.

En tanto, en el 2023 terminará el contrato de arrendamiento del terreno de la comunidad Peñitas, donde ingresan en promedio de 12 mil a 13 mil toneladas de basura. Este predio que se habilitó como sitio de disposición final de residuos tiene un periodo de vida útil de 8 años. 

Para atender una de las demandas de la población, un sitio para la disposición final de basura, desde hace años se contempla un relleno sanitario metropolitano, que funcionaria para Irapuato y Salamanca, entre otras localidades. Se proyectó que este lugar se habilitaría para el cumplimiento de todas y cada una de las disposiciones ambientales, pero en esta Administración local no se concretó.  

“Es un tema que ha venido desarrollando Ecología del estado, (aunque) ya no ha tenido mayores avances. Conocemos varias propuestas, pero no ha habido una concreta. Se han manejado diversas opciones, pero todavía no están aterrizadas, así que realmente estamos ahí al pendiente de lo que el Estado pueda proponer”, comentó Ortega Álvarez.

Costos vs impacto

Señaló que el Municipio valorará las alternativas que ofrezca el Gobierno estatal para garantizar la factibilidad del relleno sanitario metropolitano, tomando en cuenta los costos del traslado de los residuos, priorizando el impacto al medio ambiente.

Y es que el Municipio rentó a los ejidatarios de la comunidad Peñitas un predio que se habilitó como sitio de disposición final de basura. En promedio mensual ingresan de 12 mil a 13 mil toneladas de residuos, pero el contrato de arrendamiento vencerá en dos años, por lo que será un asunto que deberá atender la siguiente administración.

“En cuanto a la vida útil, todavía estimamos un periodo de al menos 8 años en las condiciones actuales, pero hay que recordar que el sitio ya está impactado. En caso de que se requiera ampliar o alguna otra celda para disposición en el mismo lugar, se considera buena opción este terreno”, finalizó.

ndr