Redacción

Reino Unido.- Una mujer de 90 años se convirtió en la primera persona del mundo en recibir una vacuna contra el COVID-19 completamente probada el martes, cuando Gran Bretaña comenzó a inmunizar masivamente a su población, un esfuerzo que plantea uno de los mayores desafíos logísticos en la historia de tiempos de paz.

En el denominado “Día V”, los trabajadores de la salud comenzaron a inocular a la población con una inyección desarrollada por Pfizer y BioNTech, en el que será un caso de prueba para el mundo en su lucha por la distribución de un compuesto que debe almacenarse a menos 70 grados centígrados.

Margaret Keenan, que cumple 91 años en una semana, fue la primera recibir la vacuna fuera de un ensayo en el hospital local en Coventry, en el centro de Inglaterra.

“Es el mejor regalo de cumpleaños anticipado que podría desear porque significa que finalmente puedo esperar pasar tiempo con mi familia y amigos en el Año Nuevo después de estar sola la mayor parte del año”, dijo.

El lanzamiento de la vacuna, una de las tres que han reportado resultados exitosos en ensayos a gran escala, alimenta la esperanza de que el mundo esté dando un vuelco en la lucha contra una pandemia, siendo Gran Bretaña el país europeo más afectado con más de 61.000 muertes.

Reino Unido es la primera nación a nivel mundial en comenzar las inoculaciones masivas con la inyección Pfizer-BioNTech, una de las tres vacunas que han reportado resultados exitosos de ensayos amplios después de haber sido desarrollada en un tiempo récord.

El país ha ordenado suficientes suministros de la inyección Pfizer-BioNTech para vacunar a 20 millones de personas. Los desarrolladores dijeron que la vacuna era 95% efectiva para prevenir la enfermedad en los ensayos de etapa final.

Rusia y China ya han comenzado a proporcionar vacunas candidatas de producción nacional a sus poblaciones, aunque antes de que se hayan completado los ensayos finales de seguridad y eficacia.

En Reino Unido, se espera que estén disponibles alrededor de 800.000 dosis durante la primera semana, con prioridad para los residentes y cuidadores de hogares de ancianos, los mayores de 80 años y algunos trabajadores de servicios de salud.

Con información de Reuters

Te podría interesar:

SZ