María Espino

Guanajuato.- Los responsables de haber habilitado el camino que atraviesa el cerro en donde se ubica el Congreso del Estado y que pasa por la parte trasera de la casa legislativa, no cuentan con permisos emitidos por la dirección de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial y Urbano. Sin embargo, se trata de una obra que es totalmente regularizarle.

Así lo manifestó el titular de dicha dependencia, Juan Carlos Delgado Zarate, quien aseguró que ya hicieron el requerimiento a quien corresponda de las autorizaciones necesarias para haber realizado este camino pues dijo que aún no sabe quién es el propietario del terreno o encargado de la obra. Aseguró que aún “no tienen nombre ni apellido” del responsable de esta obra pero vigilarán que cumpla con los permisos establecidos para una obra de este tipo.

Zárate explicó que la zona en la que se ubica el camino es compatible con asentamientos humanos, con turismo alterativo, con alguna infraestructura lineal como puede ser accesos, vialidades, vialidades o incluso una industria ligera, por lo que la dirección a su cargo se hará cargo de que esta obra se regularice para que pueda operar bajo Ley.

“Se han hecho requerimientos a quien corresponda para conocer que cuente con los permisos que correspondientes, Desarrollo Urano tendría que estar autorizando este tipo de permisos (…) hay obras que nos son regularizarles pero este no es el caso, está en una zona que la hace compatible con acotamientos humanos, con turismo alterativo, con alguna infraestructura lineal como puede ser accesos, vialidades, vialidades o incluso una industria ligera; en concreto nuestra insistencia será que se regularicen”.

Además apuntó que este camino podría ser la continuidad de una calle empedrada que se realizó desde hace unos 16 años y que conecta con el nuevo acceso Diego Rivera, del lado que está cerca al bulevar Euquerio Guerrero.

“Revisando lo que ahí ocurre vemos que es una vialidad que parte justo donde termina Euquerio Guerrero, más o menos paralelo a lo que es el nuevo acceso, donde hay una vialidad que esta pavimentada como tipo empedrado, esta obra podría ser la continuación de esta calle empedrada, calle que estimaos en la dirección que tendrá unos 15 o 16 años de haberse empedrado con sus permisos correspondientes en su momento porque es un acceso de salida a varias propiedades”.

Correo acudió al camino al que hizo referencia Zárate, ubicada por el nuevo acceso, y se observó que el acceso no está concluido y por la ubicación quizás es con el que se pretende que conecte el que pasa por detrás del Congreso.

Cabe recordar que Juan Carlos Delgado, en una entrevista anterior, declaró que  la zona por donde atraviesa el camino en cuestión es un área de reserva ecológica y por tanto los dueños de la obra deben mostrar todos los permisos pertinentes para poder realizarse en ese lugar sin ocasionar afectaciones.