Debido al lirio acuático ha regresado la pesca tradicional a la Laguna de Yuriria y a otros municipios del estado

Luis Telles


Yuriria.- Ante la presencia del lirio acuático en la Laguna de Yuriria que arrasa con las redes, algunos pescadores, han optado por regresar a la pesca antigua.

Para ello, primero tienen que trabajar durante más de dos meses en la creación de sus nasas, las trampas para los peces.

Gonzalo y Noé, pescadores de la comunidad La Angostura, señalaron que, años atrás sus papás pescaban, ellos fueron quienes les enseñaron a pescar con nasa, una especie de cilindro hecho de madera que se corta en el cerro, en donde se coloca el cebo, tortilla, por ejemplo, que llama a los peces entrar, pero muy difícil pueden salir.

Ver nota: Con bombo y platillo celebran 482 años de la fundación de Yuriria

Pesca en la Laguna de Yuriria
Foto: Luis Telles

Los pescadores dijeron que el lirio acuático es un verdadero problema, principalmente económico, porque por un lado no pueden ingresar a la lagua a pescar y por otro, cuando lo hacen tienden sus redes, pero el lirio llega y se las lleva.

Incluso explicaron que consideraron retomar la pesca antigua, porque una nasa el lirio no tan fácil se la lleva el lirio y porque a una nasa le entra buena pesca.

Pescadores de otros municipios regresan a lo tradicional

Comentaron para hacer una nasa, lo primero que tienen que hacer, es ir al cerro, para seleccionar el material de lo va a ser su nasa; “se puede hacer de camelina, material con el que estamos trabajando, también de palo dulce, sauz”, y cuando se selecciona, se corta, se deja un mes para que se seque, después se sumerge al agua un mes, para que tire la cascara y después se pela, para empezarla a trabajar”.

Cuando se inicia el trabajo, ya cuentan con dos aros, uno de camelina y el otro de fierro; en el de camelina se teje la base, una canasta y después, según el tamaño, se extienden líneas hasta el aro de fierro más grande, que sería la entrada de los peces y ya con el tamaño definido, se empieza a tejer toda, para que quede el cilindro cerrado, con una sola entrada.

Pero además de crear sus nasas, van hacer otras más (50), para pescadores de la presa de Juriquilla, Querétaro y para la presa Correa en Santa Rosa, “allá la pesca, al parecer debe ser artesanal, una pesca de lo más antiguo que puede haber, antes no había redes, pero con su llegada, en muchos lados desaparecieron las nasas”.  

 Finalmente dijeron que, con sus nasas, también trabajarán dos de sus compañeros, porque tienen que enfrentar la problemática de salud de sus esposas, “dializan a sus esposas, dos veces a la semana, se gastan seis mil pesos, y sin trabajo, porque el lirio no deja, pues hay que regresar a lo artesanal, a como lo hacían nuestros padres”.

Lea también: Contraloría de Yuriria enfrenta rezagos en procedimientos desde el 2013

MJSP