Aprueban reforma vs. conductores ebrios

7
COMPARTIR
Aprueban reforma a Ley de Movilidad del estado. Fotografía: Rogelio León

El Congreso del Estado aprobó ayer la reforma a la Ley de Movilidad, para sancionar a las personas que manejen bajo el influjo de alcohol, drogas, psicotrópicos o substancias similares

Catalina Reyes

GUANAJUATO, Gto.- El Congreso Local aprobó una reforma a Ley de Movilidad del estado para sancionar a los conductores ebrios o drogados con arresto de entre 20 y hasta 36 horas.

En este caso, la licencia del conductor será suspendida por 180 días si el conductor se encuentra intoxicado por beber alcohol y el nivel de alcoholemia sea superior al 0.8 gramos por litro de alcohol en aire espirado superior a 0.4 miligramos por litro, así como bajo el influjo de narcóticos, estupefacientes, psicotrópicos o cualquier otra sustancia que cause efectos similares.

Publicidad

“Además el conductor deberá someterse a un programa de prevención o rehabilitación de adicciones en instituciones públicas o privadas”, establece el dictamen aprobado ayer por unanimidad de 34 votos de los diputados presentes.

También se podrá aplicar como sanción trabajo a favor de la comunidad en instituciones públicas educativas o instituciones de asistencia social sin que exceda de 10 jornadas de tres horas en no más de tres días a la semana, fuera del horario habitual de actividad del infractor.

Reincidentes deberán tomar cursos

Añade que a quien reincida, “se le sancionará también con arresto de 36 horas y se le cancelará la licencia y sólo podrá reponerla cumpliendo los mismos requisitos que para una licencia nueva, hasta haber transcurrido tres años a partir de la cancelación, además el conductor deberá acreditar haberse sometido a un programa de prevención o rehabilitación de adiciones en una institución pública o privada y deberá presentar los exámenes de toxicomanía y alcoholismo que demuestren que no es dependiente de bebidas alcohólicas, narcóticos, estupefacientes, psicotrópicos o cualquier otra sustancia que produzca efectos similares”.

Te podría interesar:  Nuevo Palacio Legislativo: proyecto de 3 legislaturas

Tratándose de menores de 18 años sólo se les cancelará el permiso de conducir y estarán inhabilitados para conseguirlo en un año contado a partir de la fecha en que se cometió la infracción, además de que deberá someterse al mismo programa mencionado anteriormente.

Esta reforma entrará en vigor al día siguiente. Pero los municipios que no cuenten con los espacios suficientes en donde detendrán a los conductores borrachos, tendrán hasta un año para hacerlo, a partir de que entre en vigor la reforma.

Al hablar a favor de la reforma, Juan Carlos Muñoz Márquez, presidente de la Comisión de Seguridad Pública y Transporte que la dictaminó, recordó que han venido ocurriendo innumerables accidentes en el estado por conductores en estado de ebriedad.

Recordó que Guanajuato es el primer estado en muertes por accidentes, y México el séptimo país a nivel mundial. “No se trata de un tema recaudatorio, se busca generar conciencia en cada uno de los ciudadanos.

“El alcohol no sólo inhibe nuestra capacidad de reacción, sino que desinhibe nuestro cerebro. Cada vez que nos subimos a un vehículo este puede ser un arma mortal, pero también somos padres permisivos, les ponemos un vehículo y les damos dinero para que vaya y se embriague.”

Jóvenes consumen alcohol en exceso

Te podría interesar:  Piden castigo por violencia política

El diputado Rigoberto Paredes Villagómez agregó que la Encuesta Nacional del Consumo de Drogas en Estudiantes (ENCODE) 2014 mostró que el 56.5% de los estudiantes de secundaria y bachillerato en Guanajuato han probado alguna bebida alcohólica y que este fenómeno va en aumento, “es decir nuestros jóvenes están ingiriendo bebidas alcohólicas en exceso.

“Con esta modificación a la Ley estamos atendiendo a un reclamo social y a una necesidad de prevención de la seguridad y de salud que es urgente resolver”.

Admitió que los guanajuatenses se han manifestado de diversas maneras a favor de endurecer las sanciones para aquellas personas que manejan bajo el efecto del alcohol o de las drogas, que están poniendo en juego sus propias vidas y las de víctimas inocentes.

“No podíamos ser omisos ante una realidad que desafortunadamente genera graves daños a la integridad de las personas, a su patrimonio y reitero en ocasiones hasta la pérdida de vidas humanas y convierte a las personas en responsables de homicidios culposos”.