SUN

Ciudad de México.- Escudado en el argumento de seguridad nacional, seguridad energética o para la economía nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador propone que las autoridades del sector tengan la facultad de suspender cualquier permiso otorgado sobre todo a particulares que participan en la cadena de producción, procesamiento, transporte, almacenamiento, comercialización, expendio al público y exportación e importación de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

Mediante una iniciativa de decreto para reformar la Ley de Hidrocarburos enviada al Congreso de la Unión este viernes, el titular del Ejecutivo federal sugiere que todas las actividades sujetas a los permisos que otorgue la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía, sean susceptibles de suspensión en caso de “peligro inminente para la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional”.

Los cambios propuestos están encaminados a la mayor eficiencia de su producción y uso, así como garantizar el suministro de hidrocarburos y petrolíferos a toda la población, a fin de salvaguardar los intereses y la seguridad nacionales, devolviéndole a las empresas productivas del Estado un papel más activo en las actividades que la Reforma Energética le abrió las puertas a la iniciativa privada.

Conceden otras ocho suspensiones definitivas

Dos jueces federales concedieron ocho suspensiones definitivas más en los juicios de amparo que interpusieron empresas y organizaciones ambientalistas contra las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, con lo que ya suman 84.

El titular del Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, Rodrigo de la Peza otorgó cuatro medidas cautelares, una de ellas a la ambientalista Greenpeace.

En su juicio de amparo, Greenpeace consideró que los cambios aprobados a la Ley de la Industria Eléctrica traen como “consecuencia el desplazamiento de la utilización de fuentes renovables por fuentes más contaminantes; además de que no se promueve la utilización de energías limpias, permitiendo que el Estado Mexicano pueda incumplir con los compromisos sobre cambio climático que ha adquirido”.

Asegura que dirigen ataques a reforma

Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aseguró que desde el principio de este sexenio algunos sectores de la población empezaron una campaña “verdaderamente brutal” contra el trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia energética.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Bertlett Díaz aseveró que los ataques y las mentiras ahora están dirigidas a la reforma de la Ley de la Industria Eléctrica, la cual por ahora está suspendida de manera indefinida por decisión de jueces federales.

LC