Fernando Velázquez

León.- “La disminución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que entró en vigor este año, sí generará que el trabajador reciba más dinero, pero será un aumento marginal”, advirtió Ignacio Chávez Borrego, miembro de la Comisión Fiscal Regional del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

En entrevista, explicó que la Ley del ISR establece que cuando con el paso de los años el aumento inflacionario acumulado rebase el 10%, deberán actualizarse las tarifas que se aplican en el cálculo de este impuesto.

Al cierre del 2020, la inflación acumulada fue del 11.42%, y es por ello que el ISR que se les cobra a los trabajadores disminuyó.

Sin embargo, subrayó que si bien se verá un incremento en los recibos de nómina, éste será de solo unos cuántos pesos y puso como ejemplo que si alguien gana 7 mil 300 pesos al mes, este año ahora recibirá 28 pesos más.

“Estamos hablando de un incremento que va en los rangos del 0.3 al 0.6% en el caso de los sueldos más altos, entonces sí hay un incremento, pero no es un incremento sustancial, sino que es un aumento que se hace en virtud del ajuste que se hace en las tarifas”, dijo.

El también expresidente del Colegio de Contadores en León apuntó que este ajuste debió verse reflejado en el primer sueldo recibido de este año, y señaló que las tarifas del ISR se actualizarán hasta que la inflación acumulada otra vez rebase el 10%, tomando como base el 2021.

ndr