Staff Correo

Guanajuato.- Ante la próxima discusión en el Congreso de Guanajuato sobre el aborto —uno de los temas que más reticencia ha presentado, principalmente por diputados del PAN y el sector conservador de la política y la sociedad del estado—, la Red de Movimientos Feministas de Guanajuato capital rechazó el procedimiento de consulta planteado para la revisión de la iniciativa, al que calificó como “una farsa más”.

En un pronunciamiento difundido por las redes sociales de los colectivos, la Red Feminista desaprobó que la metodología limitara la participación ciudadana “a una liga de internet” y únicamente considerara las opiniones de instituciones locales como el Supremo Tribunal de Justicia (STJE), la Fiscalía General del Estado (FGE), la Procuraduría de los Derechos Humanos (Prodheg) entre otras.

Lee los detalles: Desde el aborto hasta el ‘halconeo’, se viene la agenda del Congreso de Guanajuato

A su vez, criticaron que no se abrieran espacios para escuchar a las colectivas feministas, organizaciones de la sociedad civil y profesionistas “que desde hace décadas han y hemos tomado una posición clara en favor del derecho a decidir de las mujeres”.

“Lamentamos que las personas que integran la presente legislatura no tengan interés ni compromiso para generar condiciones de real participación ciudadana, ni parlamento abierto con nosotras, ni con otros sectores de la población que estamos a favor del derecho a decidir de las mujeres y las personas gestantes, que somos igualmente parte de la sociedad que dicen representar. Sin las voces feministas, así como de otros sectores que están a favor del derecho a decidir, ésta consulta será una farsa más”.

Foto: Jazmín Castro

En el texto advierten estar pendientes del proceso de deliberación y por el que enviarán un informe técnico con fundamentos legales “basados en estándares internacionales y nacionales a favor del derecho a decidir” en el que señalaran las omisiones y vicios legislativos del legislativo durante la fecha correspondiente.

Finalmente, a la par de recordar el pronunciamiento de la SCJN sobre el derecho, exigieron que el debate en torno a este tema sea abierto, real, “y promueva un avance real no sólo hacia la despenalización, sino hasta la legalización del aborto”.

Te puede interesar:

“Que quede claro que no queremos seguir viviendo en un estado en el que priva el pensamiento conservador y antiderechos donde las autoridades condenan a las mujeres y personas gestantes a abortar en la clandestinidad ya que no cumplen con sus obligaciones de garantizar sus derechos, queremos que todas las mujeres y personas gestantes tengan acceso a los servicios de salud pública que garanticen una vida digna. Hasta que sea una realidad, seguiremos alzando la voz para lograr la despenalización del aborto. Por la vida y libertad de las mujeres y las personas gestantes, no volverán a tener nuestro silencio”, concluyeron.

Y es que en la iniciativa discutida el pasado 20 de mayo del 2020, la metodología levantó críticas negativas en su momento al dar apertura y preferencia a los sectores conservadores de la sociedad, mientras que a las opiniones de colectivas se les dejaba de lado. Hoy se posicionan previamente para que esto se repita.

Lee el documento completo aquí 👇

ac