Roberto Lira

Celaya.- El municipio de Celaya mejoró la calificación de su manejo financiero de acuerdo al informe de la calificadora Fitch Ratings, pasó de AA a AA+ con perspectiva estable. Esto significa que el municipio tiene finanzas fuertes además de un buen manejo de la deuda adquirida hace cinco años.

La presidenta municipal, Elvira Paniagua Rodríguez, informó que uno de los principales objetivos de su administración es el de generar finanzas sanas y un buen manejo de los recursos públicos y es justo lo que mide la calificadora Fitch Ratings en dos rubros principales, el manejo de la deuda y el de las finanzas públicas.

En el tema del crédito que adquirió el municipio en la pasada administración municipal, señaló que se ratificó la calificación AAA, que refiere a que se está calificando al municipio en un rango fuerte al haber adquirido deuda y para continuar pagándola. 

En el tema de la situación financiera después de varios años en calificación AA, que habla de una administración con un manejo de los recursos públicos en un rango de estables, el municipio subió a AA+ que pasa de estable a fuerte en materia financiera.

“Esto nos da más tranquilidad, más certeza en el tema del manejo de las finanzas, y todo esto no es por arte de magia, tiene que ver con los esfuerzos y con los trabajos que se han venido realizando en materia de estrategias”, expresó la primera edil.

Los aspectos tomados en cuenta por la calificadora en el ejercicio fiscal 2020 es la implementación de estrategias adecuadas en materia de recaudación de ingresos propios, contando en todo momento con el apoyo y respaldo de la ciudadanía para el pago de sus impuestos; las transferencias federales y estatales se incrementaron en un cinco por ciento respecto a 2019 y los ingresos propios un cuatro por ciento. Adicional a que los ingresos propios fueron superiores al PIB nacional.

En cuanto a los gastos generados en 2020 el gasto operativo creció 10.8 por ciento, principalmente por el incremento en acciones destinadas a la seguridad pública, tal es el caso en el incremento de la plantilla de policías; así como los gastos extraordinarios por la contingencia sanitaria. Al primer trimestre de 2021, el gasto operativo disminuyó 2.9% respecto al mismo período de 2020.