Nayeli García

Irapuato.- “¿Qué hago? Hay que darle a esta pobre gente el empleo”, señaló el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, luego de reconocer que fue la autoridad municipal quién permitió la fiesta patronal del Templo del Sagrado Corazón de Jesús, pese a que el semáforo amarillo de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) lo prohíbe.

“Es un semáforo que está amarillo y la autoridad municipal tiene ciertas facultades en ese sentido. Se pudieron condiciones que deben de cumplirse para que puedan reactivarse, sobretodo en el tema de los juegueros, los comerciantes de ahí, y la petición de las autoridades religiosas. ¿Qué hacemos ahí?”, dijo el presidente.

El permiso para la fiesta  patronal del Sagrado Corazón fue emitida por la Dirección de Mercados, en donde detalló el presidente municipal que se hicieron una serie de peticiones y medidas que los comerciantes tenían que cumplir, de lo contrario podrían ser incluso cerrados.

Por si no lo viste: Pese a restricciones, llevan a cabo fiesta patronal en parroquia de Irapuato

“Estamos estudiando cada una de las fiestas patronales, primero por el tema de las personas que se dedican al comercio en estos eventos y a la petición reiterada que nosotros hemos querido ir poco a poco soltando para ver si podemos llegar rápido a una normalidad y les ponemos una serie de condiciones para que se cumplan”, abundó.

Ricardo Ortiz dijo que para estos permisos se revisa el número de muertes en el municipio, los contagios y las camas disponibles.

Actualmente Irapuato cuenta con 13 mil 766 casos confirmados, tiene 40 en investigación y han fallecido 1 mil 249, se tienen por el momento 21 casos activos, y se han aplicado 93 mil 513 paginas, menos del 20 por ciento de la población.

EZM