VA DE NUEVO. Como cada año, arranca el show de las recomendaciones salariales del Congreso local a los alcaldes que traerá consigo reclamos, desacuerdos, aclaraciones pero pocos que se aprietan el cinturón.

ACTUALIZADO. La mitad de los alcaldes del estado entre ellos el de León se mantuvo en el ejercicio fiscal 2021 por encima de la recomendación salarial que hizo la Unidad de Estudios de las Finanzas Públicas del Congreso del Estado. Los otros 23 ediles cumplieron la recomendación o están por debajo de la misma según un comparativo del propio Legislativo.

HECHOS. La Comisión de Hacienda y Fiscalización del Congreso del Estado aprobó por mayoría, los montos máximos de remuneraciones que pueden percibir los integrantes de los ayuntamientos para el 2022 correspondiente a un incremento del 3%.

POR EJEMPLO. De acuerdo las cifras de esta Unidad, la recomendación para el salario del exalcalde Héctor López Santillana era de 156 mil 800 pesos para este 2021 y en realidad percibe 169 mil 500 por lo que supera la recomendación por 12 mil pesos.

¿QUÉ HARÁ? El incremento sugerido por el Congreso para la alcaldesa de León Alejandra Gutiérrez Campos es de 161 mil pesos que representa el 3% de incremento con respecto a la recomendación 2021 por lo que aún con el ajuste estaría por debajo del salario que percibió su antecesor.

AUSTEROS. La recomendación para 2022 a la presidenta municipal de Irapuato, Lorena Alfaro es de 150 mil 769 pesos la misma que el alcalde de Celaya, Javier Mendoza Márquez. En ambos municipios, según las cifras del Congreso, los alcaldes salientes se encontraban muy por debajo de la sugerencia 2021 pues Ricardo Ortiz percibía 99 mil pesos mientras que Elvira Paniagua 91 mil pesos.

QUE SI, QUE NO. Otro dato significativo es que según el comparativo del Congreso, el salario del alcalde de Silao sigue estando muy por encima de la recomendación pues en 2021 fue de 115 mil pesos y la Cuenta Pública reporta 152 mil pesos.

RECUERDOS. Esto, pese a que hace un par de años, el gobierno de Antonio Trejo Valdepeña precisó que en una sesión de ayuntamiento realizada el 10 de octubre de 2018, el alcalde hizo la solicitud para que su salario se redujera a 89 mil pesos mensuales, lo cual fue aprobado.

CORTE DE CAJA. No obstante, en 2019, 2020 y ahora en el estudio de 2021, Trejo Valdepeña aparece como uno de los presidentes municipales que más excede la recomendación. La sugerencia del Legislativo para Carlos García Villaseñor, quien tomó posesión hace unos días es de 118 mil pesos mensuales. Veremos qué hace y dice el morenista.

LLAMADA A MISA. El presidente de la comisión, Víctor Zanella Huerta, señaló que se trata de una mera recomendación para los alcaldes, síndicos y regidores, respetando su autonomía, es decir, que de ninguna manera están obligados a acatarla.

EXCEDIDOS. Los presidentes municipales que más rebasan la recomendación salarial que hizo el Congreso hace un año son los de San Diego de la Unión, Pueblo Nuevo, Jerécuaro, Valle de Santiago, Villagrán y Xichú.

POR DEBAJO. En contraparte, quienes se encuentran muy por debajo de la sugerencia son Acámbaro, Salamanca, San Francisco del Rincón, Tarimoro y San Miguel de Allende.

FE DE ERRATAS Ayer le comenté erróneamente en este espacio que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aún no se reunía con el alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco.

El mismo lunes por la tarde, en su cuenta de Facebook, posteó una foto con el nuevo edil sanmiguelense. El mandatario estatal estuvo en ese municipio y se encontró con el cabildo.

Ambos gobernantes han expresados sus buenos deseos de trabajo conjunto. Trejo Pureco trae ganas de levantar polvo y hurgar en el lado oscuro de la administración de Luis Alberto Villarreal.

LA DEL ESTRIBO…

La exregidora priista y neomorenista en León, Vanessa Montes de Oca, ya recibió su premio por convertirse a la 4T. El procurador federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, la nombró directora de la Oficina de Defensa del Consumidor de León.

LEÓN: TRES AÑOS DESPUÉS, REINVENTAR EL HILO NEGRO Y REPARTIR CARGOS

Matar viejos proyectos y renovar ilusiones de nuevos, es un ritual que se da cada tres años independientemente si hay un nuevo color en el gobierno. Hace unos días Alejandra Gutiérrez Campos presentó su nuevo modelo de seguridad en León con una reconfiguración total del organigrama en la secretaría que por cierto aún no es aprobado en el Ayuntamiento.

Hace tres años, Héctor López Santillana con renovados bríos presentada un nuevo modelo con pocos personajes nuevos en lo local y un modelo de proximidad importado.

El edil leonés daba a conocer a los hombres que acompañarían al ratificado secretario de Seguridad Municipal, Luis Enrique Ramírez Saldaña, y al especialista Bernardo León Olea, como los ejecutores del nuevo modelo que le dará un gran protagonismo a la Policía municipal.

La apuesta era a la llamada Policía de Proximidad y a darle en los hechos y con el marco legal actual, más facultades a la Policía Municipal para colaborar en la solución más expedita de denuncias.

Entre los personajes clave de la nueva alineación destacaba José Luis Manrique, regidor en el primer trienio del edil leonés y quien fuera secretario particular primero y secretario del Ayuntamiento en la parte final de la administración de Ricardo Sheffield.

Él sería subsecretario de servicios y Atención a la comunidad y en los hechos, sustituye a Francisco Becerra López, que pasó sin pena ni gloria en la subsecretaria entre otras cosas porque le entregaron la chamba a quien ni experiencia tenía en el tema y que resultó ser una prueba más del chambismo, uno de los vicios más preocupantes del PAN.

Manrique no acompañó a Sheffield en su aventura morenista. Quiso ser diputado federal. No le alcanzó. Se cuadró con López Santillana y con Diego Sinhué. Buscó ser secretario de Ayuntamiento, después de que Gustavo Rodríguez Junquera hace años le hizo fuchi al cargo.

Tres años después, Alejandra Gutiérrez reconfigura la secretaría de Seguridad con la ratificación “sugerida” por el gobernador Diego Sinhue y una nueva alineación de mandos medios.

El exsheffieldista, José Luis Manrique, no quedará desamparado como mandan los cánones del chambismo azul. Pronto estrenará chamba nada desdeñable.

LA PRÓXIMA PRESIDENTA DEL PODER JUDICIAL

P arece que el exprocurador de Justicia, Daniel Federico Chowell Arenas, se quedará con las ganas de ser el presidente del Poder Judicial otra vez y ahora sí no habrá nueva oportunidad.

Y es que en los pasillos del Poder Judicial ya entendieron el mensaje que lanzó la magistrada celayense, María Rosa Medina Rodríguez, quien apenas en diciembre de 2018 tomó protesta ante el pleno del Congreso local y en enero próximo estaría haciéndolo como sucesora de Héctor Tinajero Muñoz quien termina su período.

Medina Rodríguez que fue jueza civil y abogada litigante tiene en su largo historial, una peculiaridad determinante en esta coyuntura política: fue jefa del ahora gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo cuando el mandatario estatal estudiaba Derecho en la Universidad La Salle, antes de ingresar a la política.

Medina Rodríguez tenía su despacho en el mismo edificio en el que estaba la notaría de Luis Mariano Hernández Aguado, quien fuera secretario del Ayuntamiento de León en la década de los noventas, importante en el amanecer de la carrera política de Rodríguez Vallejo y que ahora es un próspero empresario inmobiliario.

Quizá más de algún magistrado que desconocía el vínculo de Medina Rodríguez con el gobernador se sorprendió cuando levantó la mano como aspirante a la presidencia. Cuando los magistrados conocieron sus antecedentes e impulso y bendición del inquilino de Palacio de Gobierno, pareció quedar entendido el mensaje por más que a alguno o algunos no les haya gustado.

Se dice por ejemplo, que además de Chowell, Gloria Jasso quiere la presidencia. Al magistrado Héctor Tinajero le queda un año de magistrado, por eso ya no puede buscar la presidencia pero sí aspiraría a repetir como magistrado.

Ya sabe usted que en este país, la autonomía de poderes a la hora de elegir a sus titulares, es un mito genial y es inevitable que el presidente de la república o el gobernador “opinen”, “sugieran” o metan la mano por su favorito.

Los tiempos y los cálculos en política parecen perfectos y desde el momento en que Medina Rodríguez llegó a la magistratura, estaba perfilado que podría ser la presidenta del Poder Judicial.

Así que, como ocurrió cuando llegó Claudia Barrera o el propio Tinajero, habrá quienes no estén conformes con la designación. Pero, los usos y costumbres dicen que ya hay línea. Faltan 90 días para la elección formal.