Foto: Especial

Roberto Lira /Silvia Sandoval

Celaya.-El obispo de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, hizo un llamado a las mujeres que se quieran manifestar contra la violencia hacia la mujer, durante el próximo Día de la Mujer, a que su coraje “no le gane a la razón de su inconformidad”.

Este lunes se espera que, como en todo México, en Guanajuato las mujeres unan su voz y salgan a las calles para manifestarse contra las violencias e injusticias de las que han sido víctimas, tales como el abuso sexual, violación y hasta feminicidio.

No obstante, la desaprobación de ciertos sectores de la población en torno al uso de algunas herramientas para expresar su inconformidad —tales como las pintas— se ha adherido a la opinión de la vida pública del estado, no siempre tomando en cuenta la situación subyacente.

Al respecto, el prelado celayense se posicionó en reconocimiento al derecho a reclamar de las mujeres, pero enfatizó que esta razón “debe predominar sobre el enojo que sienten”.

“Hay mucho que reclamar. Ciertamente reconocemos que es necesario hacer los reclamos por muchas mujeres que han sufrido, pero la verdad que los reclamos sean tranquilos, que las mujeres sepan reclamar, que no brille la violencia más sobre la razón. Cuando estamos enojados se manifiesta más nuestro coraje, no la razón que tenemos”, comentó Castillo Plascencia.

Vallas: represivas, pero “necesarias”

Respecto a las medidas restrictivas tomadas por el Gobierno federal para evitar el uso de pintas, el obispo de la Diócesis de Celaya coincidió en que no deja ser un acto de represión, sin embargo, también es obligación de las autoridades resguardar los inmuebles.  

“Es triste que se den estas vallas que se han criticado, tienen razón para criticarlas, no hay razón muchas veces en el reclamo con violencia… pero quieren mantener el orden reprimiendo. Aunque se diga que es defensa no deja de ser un muro. Claro que la falla es de los dos, siempre ha habido en esas manifestaciones violencia, daños de bienes ajenos y es algo que la autoridad tiene que cuidar”, comentó.

Mujer, base familiar

En tanto, y con motivo del Día Internacional de la Mujer, el obispo Enrique Díaz Díaz, reafirmó el compromiso de la Iglesia con la mujer y con la familia.

“Nuestro Pastoral Familiar brinda el apoyo necesario para que las mujeres como jefas del hogar sostengan en la fe la institución de la familia, las mujeres son parte esencial de la familia así como de la Iglesia, y las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer viene a reafirmar su esencia y su fortaleza dentro de la sociedad”, indicó.

ndr