Daniel Moreno

Apaseo el Grande.- A dos años de haberse iniciado la Policía Municipal en Apaseo el Grande, autoridades siguen regateando sueldos, prestaciones y condiciones de trabajo a los uniformados.

En nombre de sus compañeros, una docena de elementos manifestó que a estas alturas no les han dado su sueldo retroactivo a enero como marca FORTASEG, y tampoco les han entregado su vales de despensa, becas o apoyo para vivienda tal como lo marca el programa.

Además, desmintieron que les hayan entregado dos uniformes por semestre, tal como el alcalde Moisés Guerrero dijo en el informe de gobierno, y pese a que el regidor Juan Antonio Camacho reiterara que sí se les dieron uniformes el año pasado.

Los oficiales señalaron que desde hace dos años solo han recibido un uniforme, el cual han tenido que remendar, pintar o reponer de su bolsillo debido al desgaste. Por su parte, la síndico aseguró que en los gastos de Seguridad Pública cada uniforme otorgado costó 10 mil pesos.

De igual manera, los policías denunciaron que al menos un grupo de 12 elementos han sido enviados a labor operativa sin haber terminado su formación policial, sin licencia de portación de arma de fuego y sobre todo, sin ser integrados a la plantilla base; es decir, solo trabajando por contrato y manteniéndolos hasta un año y medio con la incertidumbre.

En una reunion accidentada, los policías plasmaron esas denuncias frente a la síndico Paloma Simental, el secretario del Ayuntamiento Adán Velázquez, el regidor Juan Antonio Camacho, la regidora Graciela Sánchez, el director de Policía Javier Morales y una representante de la tesorería, además de otros mandos policíacos.

El secretario de Ayuntamiento expresó que en la ley, el municipio no está obligado a otorgar un sueldo retroactivo, es decir, la ley no dice que se les deba dar un aumento de sueldo desde enero de este año.

Desesperados, los policías pidieron la destitución de coordinadores y jefes policíacos, no así del director.

En una intervención, la representante de la tesorería señaló que la situación que plantaron los policías era equívoca, pues desde este año el policía raso recibe alrededor de 16 mil pesos mensuales menos deducciones de ley; los elementos la desmintieron, y con nómina en mano, les demostraron que solo reciben 7 mil pesos al mes.

Los efectivos también cuestionaron el informe de gobierno, en donde se dijo que se adquirieron patrullas nuevas. Ante el cuestionamiento, el director de Policía reconoció que recibieron del Estado 7 patrullas y 3 motocicletas, más 2 unidades que fueron donadas. El Municipio reconoció que hasta el momento no ha comprado patrullas con dinero propio, y en las que hay han denunciado malas condiciones que han ocasionado accidentes que no han sido de gravedad.

Finalmente se acordó establecer una mesa de diálogo para aclarar cada una de sus demandas a partir de este jueves, tratando de invitar a representantes del FORTASEG a nivel federal.

Te puede interesar:

RO.