Internacional

Rechazan en Buenos Aires medidas para enfrentar segunda ola de COVID-19

Redacción

Buenos Aires.- Ciudadanos se manifestaron el día de ayer para protestar contra las nuevas restricciones dictadas por el Gobierno argentino, en especial la suspensión de clases en las escuelas, para hacer frente a la segunda ola de contagios.

La protesta se realizó en el centro capitalino, cerca del emblemático Obelisco, donde ciudadanos llevaron banderas celestes y blancas y pancartas, algunos desde sus automóviles, expresando su rechazo a las nuevas restricciones.

Te podría interesar: Declaran toque de queda en Minesota tras la muerte de afroamericano a manos de una policía

Además hubo protestas en la cercana Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del Ejecutivo argentino.

Allí se produjeron incidentes cuando, al filo del inicio del horario de restricción nocturna para circular, un pequeño grupo intentó trepar las rejas que rodean a la Casa Rosada y fue frenado por la policí.

En el lugar también se quemaron cubrebocas, a modo de protesta.

El miércoles pasado, Alberto Fernández, anunció para Buenos Aires y su periferia, una ampliación del horario de restricción a la circulación nocturna.

Además, impuso desde el viernes y hasta el próximo día 30 la suspensión en la capital y su cordón urbano de las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas y los servicios gastronómicos en los lugares cerrados y dispuso que el comercio opere en un horario más acotado.

La medida que generó más polémica fue la de suspender por dos semanas las clases presenciales en los colegios de Buenos Aires y sus alrededores.

Fernández argumentó que el reinicio de las clases, el pasado 17 de febrero, llevó a un incremento del 25 % en la circulación de personas en el área metropolitana, con más contagios que, alertó, han crecido en forma “exponencial” en chicos de 9 a 19 años.

El Presidente llamó a la reflexión a empresarios gastronómicos que anticiparon que no acatarán las medidas, dirigentes políticos opositores que objetan y hasta escuelas que anunciaron que abrirán de todos modos, a los que advirtió que el Gobierno “será estricto”.

Con información de EFE

Lee también:

SZ

Otras noticias