Cuca Domínguez

Salamanca.- Vicente Díaz Quiñones, dirigente del Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación del Estado de Guanajuato (MDTEG), que forma parte de la CNTE, dijo que la postura de los docentes de este movimiento es regresar a clases, pero no en medio de una alta probabilidad de contagios en menores, y menos ahora que dejan la responsabilidad a los maestros al quitar como requisito la carta responsiva que al inicio tenían que firmar los padres de familia para autorizar que su hijo reciba su instrucción educativa en las aulas.

El dirigente destacó que en medio de esta tercera ola del COVID-19, no hay condiciones para el regreso a clases: “hoy vemos que está afectando a las personas jóvenes. En este momento esa es la postura del MDTEG, por lo que rechazamos que tanto el gobierno federal como estatal, a través de las Secretaría de Educación, estén pasando la responsabilidad a los maestros, para que en los consejos técnicos escolares se tomen la decisión si regresan a clases presenciales o híbrido. El lunes y martes nos dieron un curso-taller donde se presenta la manera de trabajar en el formato híbrido, dando a entender que se trabajará de manera presencial, lo que es incorrecto por parte de la Secretaría de Educación de Guanajuato, porque se tiene que dar un documento por escrito para poder regresar a clases presenciales, sí así lo consideran”, precisó.

Recordó que se tiene el decreto del Diario Oficial de la Federación del 31 de marzo del 2020 donde se considera la educación como una actividad no esencial y que el regreso a clases será voluntario, por eso para regresar a clases presenciales se tendrá que emitir un decreto o documento escrito por parte de la Secretaría de Educación para poder abrogar el acuerdo del 31 de marzo del 2020 y que la educación sea considerada como una actividad esencial.

Díaz Quiñones destacó que desde el pasado lunes 16 la CNTE, inició una encuesta a nivel nacional que terminará el 21 de este mes para saber si los padres aceptan el regreso a las aulas; “en el caso concreto de la Escuela Secundaria, Alfonso Sierra Partida, estamos efectuando una encuesta interna, donde la gran mayoría de los padres de familia están decidiendo no mandar a clases presenciales a sus hijos y piden seguir con las clases virtuales.

Por ello, hicieron el llamado a la Secretaría de Educación de Guanajuato para que sea muy precisa en las declaraciones e indicaciones que se den y se ajusten a la normativa del decreto donde se menciona que es voluntario el regreso a clases presenciales, el gobierno del estado y la SEG tienen que asumir esa responsabilidad el gobierno del estado y la Secretaría de Educación de Guanajuato en cualquier caso de contagio de los planteles educativos de educación básica del Estado de Guanajuato.

“Al quitar la responsiva entonces los padres de familia ya no se van a hacer responsables y se deslindan esta responsabilidad el gobierno federal, estatal y la Secretaría de Educación de Guanajuato, ante un contagio de los estudiantes los únicos responsables serán los maestros, directores o supervisores; es una manera muy fácil de deslindarse de la responsabilidad y cargarle todo al maestro, lo que no debe ser”, precisó.