Luz Zárate

Celaya.- Aunque el Semáforo de Reactivación de Guanajuato pasó a color amarillo, los alumnos no regresarán a clases presenciales hasta que bajen los contagios del Covid-19.

La secretaria de Educación de Guanajuato, Yoloxóchitl Bustamante Díez, aseguró que el regreso a las aulas no depende del color del semáforo, sino de que disminuya la cantidad de contagios de coronavirus y en gran medida es responsabilidad de la población. 

Destacó que pareciera que a  muchos ciudadanos no les importa que los niños y jóvenes regresen a las clases presenciales, pues no siguen las recomendaciones de seguridad e higiene para evitar más contagios.

“Necesitan bajar los contagios mucho para que podamos pasar del semáforo amarillo al semáforo verde, mientras no lo logremos vamos a seguir atrapados, pero parece que no nos interesa llegar al verde… No depende de una Secretaría o de una decisión del gobierno, depende de cómo todos nos comportemos, parece que no estamos interesados en regresar (a las clases presenciales) porque vemos a una gran cantidad de personas que no se ponen el cubrebocas, y entonces seguimos propiciando los contagios y nunca vamos a regresar a las escuelas mientras los contagios no sean eliminados”, señaló la secretaria.

Yoloxóchitl Bustamante Díez aceptó que no es la misma calidad educativa que tienen los estudiantes a través de las clases virtuales que en las presenciales, pues éstas merman el aprendizaje de los niños y jóvenes.