Luis Telles

Uriangato.- Después de 50 días de suspensión de labores mientras se cumplimentaban las siete observaciones hechas por la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), finalmente se reanudaron las actividades de disposición final de la basura en el relleno sanitario. 

Fue el 3 de junio cuando la PAOT estableció un tiempo límite de 30 días al relleno sanitario para cumplir con siete observaciones, luego de la denuncia de los ciudadanos en torno a la generación de perros y roedores por la mala disposición de la basura. Las observaciones en ese momento fueron:

  • Garantizar la extracción, captación y conducción del biogás.
  • Cubrir los residuos de forma continua en el periodo de 24 horas.
  • Contar con manual de operación y otro de control de registro.
  • Tener su informe mensual de actividades.
  • Contar con el programa donde se incluya la medición y control de impacto ambiental.
  • Contar con evidencia documental para que tengan su programa de monitoreo de biogás.
  • Establecer una autorización de manejo de residuos de manejo especial.

Al respecto, Gerardo Carrillo Guzmán, subdirector de Servicios Públicos, señaló que un punto de importancia es que hoy en día toda la basura que llega durante el día (45 toneladas) es tapada con tierra y compactada en un área específica para evitar que se vuelen papeles y bolsas con el viento, así como los malos olores.

Según comentó, durante el tiempo que no trabajaron con la basura, se dedicaron a realizar reforestación (plantación de 200 árboles), colocación de pozos de venteo, taludes para la compactación de basura y poder maniobrar en caso de algún incidente. Asimismo, se recuperó un cuarto de hectárea, una celda aún sin utilizarse y se mejoró la laguna de lixiviados.

“Tenemos una nueva imagen del relleno sanitario. Hoy llega el camión con basura, se descarga, se deja laborar a las 23 personas que se dedican a pepenar y enseguida se trabaja con la maquinaria pesada con el amontonamiento de la basura, el tapado de la misma con tierra, se compacta… tratamos de no dejar basura destapada”.

Gerardo Carrillo destacó que la maquinaria se destinó de la administración municipal porque en el mismo sitio se cuenta con un pequeño banco de tierra —una zona que se está transformando en una laguna artificial— . Además, se creó una sección: un cementerio para mascotas, y otra donde se deposita todo lo de parques y jardines para hacer composta que se puede utilizar en el abono de las áreas verdes.

Finalmente señaló que están a la espera de la visita sorpresa de la PAOT, después de responder con escritos y fotografías testigo de todos y cada uno de los trabajos que se han realizado en el relleno, para cumplir con las normas ambientales que se marcan.

“Entregamos además un manual de trabajo y de operación del relleno. Hoy iniciamos a trabajar porque nunca se clausuro el sitio, se dejó de laborar para atender a vecinos de la comunidad El Derramadero y los temas de observancia de la PAOT que, de cuatro sugerencias de arregló, hicimos 10” concluyó.

Demandan atención

Fue el 2 de junio de este año cuando un grupo de vecinos de la comunidad El Derramadero cerraron el acceso al relleno sanitario en modo de protesta, pidiendo a las autoridades la clausura de este.

En esa ocasión, denunciaron que por 10 años habían pedido a las autoridades el cierre del lugar, ya que ha generado la proliferación de perros y roedores, que llegan hasta sus hogares. Además, temían que el pozo de agua potable se contaminara por la filtración de los lixiviados.

Tras esto, Anselmo Conejo Cornejo, titular de la PAOT, dijo que el relleno no cumplía con las normas, por lo que se le apercibió y se le dio 30 días, es decir, hasta el 2 de julio para atender 7 observaciones hechas.

LC/ndr