Roberto López

San Miguel de Allende.- Fue reabierto el paso deprimido El Pípila; el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de San Miguel de Allende (SAPASMA) en coordinación con la dirección de Servicios Públicos y Calidad de Vida, concluyó las acciones de mantenimiento preventivo durante la madrugada de este martes.

Los trabajos estuvieron enfocados en el cárcamo de bombeo de aguas pluviales, el cual presentó una capa de lodo denso de aproximadamente 30 centímetros de espesor que fue lavada y removida con agua a presión para canalizarla hacia la fosa de bombas y dirigirla a la superficie; de igual manera revisaron que los impulsores no estuvieran atascados.

Aunque el paso deprimido no ha presentado inundaciones ni encharcamientos ante las lluvias en el municipio, estas labores de mantenimiento serán realizadas periódicamente; el llamado a la población es actuar de manera responsable y no tirar basura en las calles para evitar estancamientos en las rejillas pluviales que deriven en algún riesgo.

El cárcamo de bombeo cuenta con ingeniería hidráulica que le permite tener la capacidad de desalojar hasta 130 litros de agua por segundo y está equipado con tres bombas sumergibles diseñadas para trabajar por demanda.

Fotos: Roberto López

LC