Yadira Cárdenas

Salamanca.- A pesar de que se cuenta con un vigilante y los boquetes que se hicieron en las bardas fueron tapados en las instalaciones de la extinta empresa Tekchem, estos fueron reabiertos y continúa la extracción de material contaminado por parte de personas que se dedican a la venta de fierro y chatarra.

Vecinos de la empresa en la que en su momento se producían insecticidas y pesticidas, denunciaron que continúa el robo de material contaminado de estas instalaciones, a través de boquetes que han hecho en las bardas y cuando el vigilante se descuida.

Mencionaron que los boquetes han sido denunciados en varias ocasiones y han sido reparados por las autoridades, sin embargo al poco tiempo los vuelven a abrir como en esta ocasión, en que se aprecian al menos tres hoyos.

“No duran nada, sólo unos días y aparecen de nuevo, ya hasta tenemos miedo de denunciar porque algunas personas son de la misma zona de por aquí, pero también es un riesgo que remuevan toda la contaminación”, comentaron.

Vecinos piden remediar el problema

Los residentes de la zona señalaron que cada día se observa a personas sacar fierros y otros materiales del interior para venderlo por unos pesos, a pesar del riesgo que conlleva a la salud por estar contaminados.

“Aquí se necesita un remedio, ahorita ya está lloviendo y lo que está al aire libre se calma, pero de todos modos es contaminación que ahí sigue”, dijeron los afectados.

Los vecinos de este predio comentaron que el material extraído continúa circulando en la zona, por lo que las afectaciones son para todos y las personas ignoran lo que contiene, “y si lo saben no le toman la importancia, pero afectan a sus familias, a los niños, y así se va recorriendo el problema”.

LC