El IMSS diagnosticó a una mujer con un tumor maligno e inoperable, por lo que recibió 30 quimioterapias, pero resultó que nunca tuvo cáncer

Redacción

San Luis Potosí.- De acuerdo con una investigación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en 2017 una mujer del estado de San Luis Potosí recibió 30 quimioterapias luego de que dos médicos oncólogos del Hospital General de Zona (HGZ) No. 50 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le diagnosticaran cáncer. Sin embargo, después descubrió que nunca tuvo este padecimiento.

Todo comenzó en abril de 2017, cunado la paciente acudió a la UMF No. 2 por un fuerte dolor de espalda, glúteos y piernas. Personal médico le indicó que era una contractura, pero el medicamento que le recetaron no funcionó, por lo que su dolor empeoró. Además, no le quisieron hacer una tomografía al considerar que sólo era “la ciática”.

Lee también: AMLO presenta informe tras inaugurar la primera etapa de Refinería en Dos Bocas

Tras un segundo estudio, un director de ortopedia “le dio una sentencia de muerte”. Este le habría dicho que tenia cáncer, con un tumor maligno, agresivo y no operable. Debido a esto, “moriría en seis meses”, pronosticó el doctor.

Luego de este diagnóstico, y ya en el HGZ No. 50, le “detectaron” un tumor de células gigantes de hueso. Debido a esto, le recetaron quimioterapia.

IMSS
UMF No. 2 del IMSS en San Luis Potosí. Foto: Especial

30 sesiones de quimioterapia sin necesidad

Después de 30 sesiones de quimioterapia en seis meses sin mejoría, en las que sufrió la pérdida de sensibilidad en toda la pierna derecha y los efectos secundarios del procedimiento, la mujer decidió solicitar una segunda opinión.

Así, en octubre de 2018 acudió a una hospital privado donde se enteró que el tumor de células gigantes diagnosticado no era maligno y sí se podía retirar con cirugía. De hecho, el tratamiento erróneo solo permitió su libre crecimiento, pues cuando en un principio medía apenas dos centímetros, al momento de su nuevo diagnóstico, es decir, seis meses después, ya pesaba diez kilos.

Con este nuevo diagnóstico, la mujer se sometió a cirugía, que tuvo un costó de 300 mil pesos. Y aunque le removieron el tumor, quedó con afectaciones y requerirá cuidados y tratamientos especiales por tiempo indefinido.

IMSS alegó “abandono del tratamiento”

López Obrador anuncia sistema de salud de primer nivel con 200 mil millones
Zoé Robledo, titular del IMSS. Foto: Especial

Por su parte, como la mujer ya no acudió al IMSS, la institución alegó que la paciente abandonó por decisión propia su tratamiento.

Sin embargo, cuando la CNDH revisó el tema, consideró que la alegación del IMSS no estaba sustentada.

Esto porque la mujer se internó en un hospital ajeno al IMSS como consecuencia de la omisión y deficiencia en su manejo clínico inicial, y no con la intención de “abandonar” su tratamiento por propia voluntad.

Te puede interesar: Apuñalan a la periodista Susana Carreño en Puerto Vallarta

Debido a esto, el IMSS deberá proporcionar todos los cuidados y tratamientos que la paciente necesite sin costo alguno. Esto como consecuencia directa “de la inadecuada atención que recibió”.

Además, la CNDH emitió la Recomendación 117/2022 a Zoé Alejandro Robledo Aburto, director general del IMSS. Por su parte, el instituto informó que ya analiza la recomendación emitida.

Quizás te interese:

JRP