Nancy Venegas

Irapuato.- El calzado fabricado en China con materiales sintéticos, provocó una reducción del 80% en los ingresos de las familias guanajuatenses dedicadas a esta actividad. Jesús Jaramillo Sánchez, empresario leonés afectado, señaló que integrarán una comisión para exigirle al presidente de México Andrés Manuel López Obrador, que incremente los aranceles para el ingreso de artículos fabricados en China, pues la pandemia por Covid-19 agudizó la problemático y dejó a miles de personas sin empleo.

“Vamos a formar una comisión para ir a ver al señor López Obrador, decirle oiga qué está pasando con tanta familia que se está desmoronando por culpa de que no hay precios, no hay comercio, la base más fuerte de León es el zapato y en este momento no lo tenemos… Tengo conocidos, amigos que salen a trabajar y llegan a su casa sin dinero para comer, si ya estábamos mal con el coronavirus fue peor”, dijo Jaramillo Sánchez. 

Y es que, aunque el calzado proveniente de China es de una calidad inferior en comparación a los elaborados en Guanajuato, a tal grado que las ventas de los productores locales cayeron 80%.

 “Hubo un tiempo de 5 años a la fecha, que el cuero estuvo muy barato se vendía hasta en 30 pesos el kilo, ahorita lo están tirando en los rastros, tenemos el problema de que las tenerías ya las están cerrando por qué China nos están metiendo muchos zapatos sintético y está desplazando al cuero”.

El empresario leonés, sin especificar cifras, aseguró que esta tendencia por la compra de calzado sintético ha afectado no sólo a productores y comerciantes leoneses.

“Somos miles de familias afectadas por qué el cuero viene desde el ganadero, después el tablajero de ahí al comprador que coloca el material en León donde se transforma en un artículo de primera necesidad”.