Redacción

Ciudad de México.- Es cierto que no obtuvieron la victoria, pero la sensación para Carla Rossi y sus futbolistas —tras el debut en el Apertura 2021— debe ser bastante positiva.

El Querétaro sumó un valioso punto en el duelo inaugural del certamen, tras igualar (1-1) con uno de los verdaderos pesos completos en toda la Liga MX Femenil: el Monterrey.

Es por eso que varias de las chicas locales aplaudieron después del silbatazo final de la árbitro Priscila Pérez. No obtuvieron los tres puntos, pero volvieron a demostrarse a sí mismas que son capaces de competirle a cualquiera, porque —desde hace un par de certámenes— han dejado de ser un equipo más.

El mazazo fue tan sólido como tempranero. La goleadora regiomontana, Desiree Monsiváis, puso adelante a las Rayadas (7’) con un cabezazo que dejó inmóvil a la guardameta Vanessa Córdoba, pero las Gallitas no dejaron de luchar y consiguieron el empate 27 minutos después.

En un saque de esquina, Daniela Sánchez aprovechó una serie de rebotes y batió a Alejandría Godínez con un potente disparo. Ambos equipos pudieron ganar, pero ninguno marcó el de la diferencia, los constantes errores en zona de definición pesaron en ambos lados.

EZM