Gilberto Navarro

Guanajuato.- Al menos una decena de adultos mayores se quedaron “plantados” y no pudieron cobrar su pensión después de que no abrió la oficina de telégrafos.

Este lunes, varios adultos mayores, originarios de distintas partes de la capital, en su mayoría originarios de comunidades, tanto de la zona sur, como de la Sierra de Santa Rosa, llegaron a las oficinas de telégrafos en la casa de moneda en la capital, pero se encontraron con las puertas cerradas.

De acuerdo a testimonios de afectados, los promotores de los programas federales, les aseguraron que aunque se trata de un día feriado, este lunes habría personal de 11 de la mañana hasta el mediodía para entregar los apoyos sociales.

Entre los beneficiarios se encontraban personas originarias de Yerbabuena y de comunidades de la sierra, cerca de Dolores Hidalgo, quienes lamentaron que además de no poder cobrar el apoyo y comprar insumos básicos o medicamentos, se arriesgaron a salir a la calle durante la pandemia de coronavirus y arriesgarse a contagiarse.

Tras esperar a que llegara la hora que les prometieron y ver que no llegaba ningún empleado, decidieron retirarse y regresar el martes con la esperanza de que la oficina de telégrafos ya estuviera abierta.

AC