Fernando Velázquez

León.-A pesar que en los últimos seis años han renunciado poco más de 1 mil 300 policías estatales, el secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, Álvar Cabeza de Vaca, aseguró que en el actual sexenio el estado de fuerza ha crecido 37.7% en lo que va del sexenio y subrayó que permanecen en la corporación sólo quienes tienen una “profunda vocación”.

En entrevista, comentó que ningún integrante de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) está a obligado a quedarse y resaltó que quienes continúan en su labor es porque tienen “un altísimo compromiso, profunda vocación y espíritu de servicio”.

“Para ser policía estatal hay que tener un altísimo compromiso y nadie está obligado a quedarse, estamos hablando de renuncia voluntarias, pero permanecen quienes tienen una profunda vocación y espíritu de servicio. Lo que sí te puedo decir es que es una corporación que va en crecimiento, no tiene decrecimiento”, dijo.

Añadió que actualmente las FSPE cuentan con 4 mil 195 elementos y esta cifra seguirá creciendo en los próximos años.

En relación con las cinco denuncias penales que la Secretaría de Seguridad Pública del estado ha presentado contra expolicías por abuso de confianza, Alvar Cabeza de Vaca indicó que es parte del proceso normal de dirigir una institución de seguridad pública.

Lee también: Desaparición de personas trae la ONU a Guanajuato; SG promete ‘buenas cuentas’

ac