María Espino

Guanajuato.- Peregrinaciones en honor a la virgen de Guadalupe, verbenas populares en la vía pública y posadas en recintos religiosos quedaron canceladas este año debido al aumento de contagios de Covid-19, además las misas festivas “de Gallo” de Navidad la noche del 24 y la de fin de año el 31 de diciembre se efectuarán con una capacidad reducida de feligreses y con estrictos protocolos de prevención.

Rubén de la Cruz Martínez, Rector de la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato, informó lo anterior y recordó que desde hace días el Arzobispo Alfonso Cortes ya había anunciado que a consecuencia de la propagación del Covid-19 quedaban canceladas varias celebraciones propias de la temporada decembrina, las antes referidas, y en el caso de las misas se mantendrían al 30% de la capacidad de los templos además de hacer uso de gel antibacterial, cubreboca, toma de temperatura y establecer permanentemente sana distancia.

“Una de las celebraciones que congrega a gran cantidad de fieles es la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe el día 12 de diciembre, les pido que por ningún motivo permitan la realización de peregrinaciones o fiestas patronales, ayudemos a los fieles a encontrarse con aria Santísima desde el cuidado de la salud y la solidaridad con los demás para superar esta situación que afecta a todos”, es parte del comunicado de actividades de diciembre que emitió la Arquidiócesis de León.

El religioso señaló que no es tiempo de celebrar, sino que es tiempo de resguardarse en casa, cuidar la salud y fomentar la unión familiar sin organizar fiestas pues resaltó que colaboraran con las indicaciones que hagan las autoridades de salud y no arriesgaran a los feligreses a que se contagien.

“Las peregrinaciones por la pandemia Gobierno y las autoridades de salud las han cancelado sabiendo que en este momento hay un alto índice de contagios en Guanajuato y no podemos exponer a nuestros fieles a un nuevo contagio sabiendo que el día anterior (al 12 de diciembre) hay una peregrinación grande que están canceladas, no podemos exponer a los fieles y pedimos a la ciudadanía su comprensión, en esas circunstancias no podemos autorizar peregrinaciones, de verdad tenemos que peregrinar desde el corazón”.

Además señaló que las celebraciones en honor a la virgen de Guadalupe, posadas y de más fiestas patronales también quedaron suspendidas en las comunidades rurales en donde dijo los párrocos de cada poblado ya fueron informados de no permitir los festejos con el objetivo de evitar que la gente salga de sus casas y genere aglomeraciones.

Finalmente comentó que las misas de Navidad, la noche del 24 y la de fin de Año y Año nuevo, la noche del 31 de diciembre, se mantienen a efectuarse con poca gente pero apuntó que si el semáforo cambia en próximos días a rojo entonces serán candeladas y posiblemente vuelvan a cerrar los templos, pues aseguró que la Iglesia acatará todas las medidas restrictivas y de prevención que las autoridades de gobierno establezcan a fin de evitar que aumenten los contagios de Covid-19.

“En este tiempo que estamos viviendo de pandemia, de mucho contagio invitó a la ciudadanía guanajuatense a colaborar para participar responsablemente en el cuidado de nuestra propia salud, evitar reuniones masivas, las fiestas que son significativas para todos las podamos celebrar con mayor acogimiento, con mucha distancia (…) y trabajar juntos para superar esta situación de riesgo que tenemos de pandemia y de contagio y no perdamos la esperanza”, acotó Rubén de la Cruz.

AC